Tenemos 39 productos para ti

Collares BDSM

Básicamente, los collares BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo, Masoquismo) son un complemento sexual que simboliza la entrega total a la otra persona. Los collares BDSM, como el resto de accesorios de estos juegos de servidumbre, se utilizan como parte de una actividad sexual que se sale de lo convencional. Existen una gran variedad, desde los más sencillos con una simple correa de cuero negro, hasta otros más sofisticados, hechos de metal y que suelen incluir adornos como remaches o pinchos.

Leer más

En Tocabananas contamos con una completa selección de collares BDSM, un “básico” en el mundo de lo fetish. Encontrarás una variada oferta de collares, y también de todo lo relacionado con las prácticas BDSM.

Collares BDSM al mejor precio

Collares, esposas, mordazas, fustas o atizadores… Todo un mundo de accesorios sexuales para dar salida a un modo de entender el placer sexual. En el caso de los collares, cuando la persona se lo pone, asume el papel de sumiso. Este hombre o mujer disfruta acatando las órdenes y cumpliendo los deseos del dominador, quien a su vez, encuentra el placer en obligar a su compañero a hacer realidad sus fantasías sexuales.

Recordamos que ambas posturas se llevan a cabo con total libertad. Es decir, ambos están de acuerdo en ejercer el papel de sumiso o el de dominador. De hecho, esa es la clave en el BDSM, el respeto, el consenso y la comunicación.

En Tocabananas contamos con los mejores collares BDSM a los mejores precios, los más baratos y los más competitivos.

¿Qué son los collares Bondage?

Bondage es una palabra de origen francés que en el ámbito de la sexualidad se identifica con inmovilización de la persona. Con los collares Bondage se busca precisamente eso, la inmovilización a través de la sujeción de los brazos, las piernas o con una correa unida al collar.

¿Qué tipo de collares BDSM puedo encontrar?

Según los expertos, en general, se podría distinguir tres tipos de collares BDSM:

  • Collar de consideración. Representaría el primer paso en la relación de sumisión de una pareja que se inicia en el bondage. El dominante entrega un collar o cadena, casi siempre con alguna marca en azul, que refleja el interés de ambos por iniciar una relación en la que existe ya una conexión de sumisión del uno al otro que impide el acercamiento de cualquier otra persona con intenciones dominantes.
  • Collar de entrenamiento. Con este collar se da un paso más. La pareja ya se conoce un poco y comienza a utilizar este collar de entrenamiento. Normalmente es de cuero negro o rojo y exige mayor compromiso por parte de los dos en sus respectivos roles.
  • Collar formal. Es el último paso en este tipo de juegos de sumisión. Es un collar más resistente. Normalmente, incluye varias anillas en las que se pueden enganchar cadenas para que quede constancia del poder del dominador y la complacencia del sumiso.

Insistimos en que son juegos sexuales en los que prima la comunicación, el respeto y el consenso de la pareja en cuanto a los límites del juego.

Mostrando todos los resultados 39