Toda la historia del BDSM

Pasaron ya algunos años, pero seguramente recordarás el ruido que hizo. ¿Has visto o te han hablado de la película “Cincuenta sombras de Grey”? Básicamente, era la historia de la relación entre una estudiante recién graduada y un multimillonario, el mencionado Christian Grey. Y tanto la novela como la película llamaban la atención por las situaciones eróticas que incluían prácticas de BDSM. Pero aquello que se llevó a la pantalla grande, viene de mucho más atrás. Por ello hoy, en Tocabananas te contaremos toda la historia del BDSM.

Cómo se define el BDSM antes de hablar de su historia

El término BDSM fue creado en 1990, para reunir en una misma categoría un grupo de prácticas y fantasías eróticas. Las siglas de BDSM corresponden a Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo. En otro artículo de Tocabananas te hemos explicado a cómo se definen cada uno de los términos que le dan vida al BDSM. Pero hoy nos adentraremos en su historia.

Las prácticas y aficiones que se tienen en este universo, están todas relacionadas entre sí, y habitualmente se definen como sexualidades alternativas o no convencionales. De forma más coloquial, se define al mundo BDSM simplemente como “sadomasoquismo”. Pero es una equivocación, ya que el BDSM admite más prácticas y manifestaciones diferentes más allá del “sado” propiamente dicho.

Y es fundamental partir de la premisa que el BDSM, como práctica erótica, tiene que conllevar siempre el consenso de las personas que lo practican, y es absolutamente diferente al sadismo criminal.

Así fueron los orígenes del BDSM

Si bien el término se creó en los años 90, sus orígenes vienen de mucho antes. De hecho, las primeras tendencias sadomasoquistas y las relaciones en donde había una dominación y una sumisión, se remontan a las primeras civilizaciones.

Ya en la Edad Antigua comienzan las primeras manifestaciones de BDSM, plasmadas como grabaciones en textos antiguos. Se relacionaban con rituales a la diosa Inanna, ligados a la dominación.

En el siglo 9 A.C., hubo flagelaciones rituales en Artemis Orthia, donde algunos hombres eran azotados durante una ceremonia supervisada por la sacerdotisa.

En el siglo 5 A.C., tuvo lugar una de las actividades sadomasoquistas más antiguas que se recuerda, relacionada con la tumba etrusca de la flagelación, en Tarquina. En uno de los muros donde se hallaba esa tumba, se observan dos escenas eróticas. En una de ellas, dos hombres tienen relaciones sexuales con una mujer; y en la restante, se ve a una mujer inclinándose sobre las caderas de un hombre que la está azotando.

Hay más referencias a la flagelación, precisamente en el sexto libro de las Sátiras de la antigua Roma (escrito por el poeta Juvenal). Allí, menciona a un delincuente que es azotado para excitarse, en el Satiricón de Petronio.

Definitivamente, durante la Edad Antigua, las relaciones de dominación-sumisión han estado latentes, más acentuadas mediante la esclavitud. En Roma, existían diferentes categorías de esclavos. Y en su sexualidad, era común la relación del amo con sus subordinados (incluyendo a la esposa, los pajes o los esclavos), por medio del sometimiento. El placer femenino era sumamente ignorado.

El BDSM a partir de la Edad media

A partir de esta Edad (e incluyendo también a la Era Moderna) hay grabaciones de actos sexuales eróticos, durante el 1500-1700 D.C. Aquí se observaba incluso la flagelación.

En esta época, uno de los sucesos destacados relacionados al BDSM, ha sido protagonizado por Donatien Alphonse François de Sade. Tenía solamente diez años cuando veía las orgías que su tío realizaba en el castillo de Saumane. Y ya siendo mayor, Donatien invitaba a prostitutas al que consideraba su “nido de amor”, sometiéndolas a variados abusos sexuales.

Es en el siglo 20 cuando los expertos trazan los cimientos del BDSM. Durante la guerra civil, solían hacerles preguntas a los militares para discernir si eran masoquistas o sádicos, pero de forma encubierta. “¿Usted toca la mandolina o el saxofón?”. De esa manera, identificaban el rol de cada uno.

Y ya en los 80 y en los 90, el universo BDSM empezó a popularizarse. Madonna fue una de las artistas que comenzó a usar imágenes fetiche. Llegó al cine y a la televisión, y la aparición de Internet hizo lo suyo para que estas prácticas ganaran visibilidad a través de los años.

El BDSM hoy, muy presente en Tocabananas

En pleno 2021, las prácticas relacionadas al BDSM están a la orden del día, ganando cada vez más adhesiones.

En nuestra tienda online, contamos con cientos de productos que pueden utilizarse como accesorios para las prácticas BDSM. Encontrarás una amplia gama de opciones, entre las que se incluyen jaulas y anillos de castidad, máscaras y antifaces BDSM, y otros complementos sólo para audaces, como es el caso de los productos de electroestimulación sexual o variados azotadores, fustas y palas.

Tu Carrito

cerrar