No hay productos en el carrito.

¿Qué Tipos y Formas de Penes Existen?

Pene de lápiz, con curvatura, piramidal o champiñón… ¿Cómo dirías que es la forma de tu pene o el de tu pareja? Lo cierto es que no existen dos penes iguales, del mismo modo que no encontrarás dos vaginas o dos clítoris idénticos. En este post te mostramos una breve lista de los tipos y formas de pene que te puedes encontrar. Y recuerda, ninguno es mejor ni peor que otro, solo tienen formas distintas.

Por otro lado, tres de las preocupaciones más comunes en los asuntos relacionados con el pene son: cómo durar más en el sexo, cómo mejorar la erección y si el tamaño del pene es importante o no para proporcionar placer. Los dos primeros asuntos ya los hemos tratado en el Blog, en este artículo, daremos respuesta al tercero.

Existen dos grupos de tipos de pene

Una de las clasificaciones que los expertos han establecido para hacer referencia a las clases de pene que existen es la que los divide en: los de sangre y los de carne. Pero, ¿qué son exactamente los penes de carne y los de sangre? Los primeros son aquellos que prácticamente no cambian de tamaño cuando pasan de estado de reposo a erecto, mientras que los de sangre son bastante pequeños en reposo y cuando se excitan aumentan notablemente de tamaño. Así que, ¿tu pene es de los que sorprenden o de los que mantienen su longitud en todo momento?

Las 4 formas de pene más comunes

Como decíamos unas líneas más arriba, no encontrarás dos penes iguales. Sin embargo, sí existen ciertos rasgos que comparten muchos de ellos y que permiten hacer algunas clasificaciones en función de la forma que describen. A continuación, hemos incluido una que incluye cuatro tipos: Pene de lápiz, con curvatura, piramidal y champiñón. Veamos algunos detalles de cada uno de ellos:

No existen dos tipos de pene iguales.

No existen dos tipos de pene iguales.

 

  • Pene de lápiz. Como su nombre indica, el pene de lápiz es un pene completamente recto y algo puntiagudo hacia el final. Es uno de los más comunes y lo bueno de la forma que presenta es que, al ser recto, estimula de la misma forma todas las paredes de la vagina, ya que presiona del mismo modo y con la misma fuerza.
  • Pene con curvatura. También es uno de los tipos de pene más habituales. A diferencia del pene de lápiz es que este describe una ligera curvatura, mientras que el de lápiz es completamente recto. ¿Qué consecuencias tiene esa curvatura a la hora de tener relaciones sexuales con una persona con vagina? Bien, lo habitual es que gracias a esta curvatura la penetración sea más placentera que si fuera con un pene recto, ya que es más fácil llegar y estimular la zona del Punto G (zona erógena femenina que se sitúa en el interior de la vagina entre 6 y 12 centímetros desde el exterior). Este tipo de pene ofrece un índice de garantía mucho mayor de provocar un orgasmo vaginal.
  • Pene piramidal. Con este nombre tan descriptivo, ya te puedes imaginar la forma de este tipo de pene. Se trata de un miembro con una base bastante ancha que se va estrechando hasta terminar en una punta realmente fina. Es la forma que han copiado los plugs anales. El pene piramidal está relacionado con una penetración fácil, suave y menos dolorosa. Es más, precisamente debido a su forma, resulta ideal para las prácticas de sexo anal, dado lo estrecho que suele ser el ano y la mínima dilatación que experimenta. De hecho, te recordamos lo importante que es utilizar un buen lubricante cuando practiques este tipo de sexo, ya que esta zona no cuenta con lubricación natural.
  • Pene champiñón. Así es como se llama al pene que tiene el glande más ancho que el tronco. Esta forma hace que resulte especialmente cómoda para la felación. Por un lado, el hombre sentirá mucho más placer y, por otro, a la persona que realiza la felación le resultará más fácil juguetear con su pene.

Hasta aquí, hemos descrito los cuatro grandes grupos en que se podrían clasificar los penes en función de su forma. Recuerda que todos ellos, dependiendo del grupo al que pertenezcan, serán la opción ideal para una determinada práctica sexual.

¿El tamaño importa?

La literatura científica aporta infinidad de estudios acerca de las medidas de los penes, en concreto, del promedio de su longitud. Uno de los estudios afirma que:

  • Las longitudes en estado flácido oscilan entre 7 y 10 centímetros.
  • Las longitudes en estado erecto oscilan entre 12 y 16 centímetros.
El tamaño del pene no es determinante para proporcionar placer.

El tamaño del pene no es determinante para proporcionar placer.

Ahora bien, más allá de si tu pene entra en la media, está por debajo o supera con creces el número de centímetros de la mayoría, la pregunta “del millón” es: ¿Importa el tamaño del pene para mantener unas relaciones sexuales de calidad? La mayoría de expertos son categóricos al respecto, y asegura que ese dato no es relevante y, mucho menos, determinante. La razón es que el mayor número de terminaciones nerviosas se acumulan en el tercio externo de la vagina, es decir, justo en la entrada. Lo que significa que incluso introduciendo un dedo en sus dos primeras falanges o cualquier cosa que mida entorno a esos tres o cinco centímetros, ya estaría proporcionando placer. De modo que fijémonos más en la forma del pene y menos en su tamaño.

Medios de pago

tocabananas 2021 © Todos los derechos reservados / Web Desarrollada Por Digitalgrow