¿Qué es y qué no es la intersexualidad?

Además de ser la “I” en las siglas LGTBI, la intersexualidad es un término biológico que, en ningún caso se refiere a la identidad de género ni a la orientación sexual. En este post trataremos de explicar breve y sencillamente qué es el intersexo y qué no es. Y es que, nada más efectivo como disponer de información para evitar caer en malentendidos.

En primer lugar, nos gustaría apuntar que se estima que entre el 0,05% y el 1,7% de la población mundial nace con rasgos intersexuales. Esto indica, entre otras cosas, que es un hecho más común de lo que la gente cree. Sin embargo, también es un término prácticamente desconocido que se presta a confusión. De hecho, suele identificarse con las personas hermafroditas (aquellas que nacen con genitales masculinos y femeninos), cuando no es así.

No es una patología, ni una enfermedad

El término intersexual se usa para las situaciones en las que una persona nace con una anatomía reproductiva o sexual distinta a lo que tradicionalmente se considera masculino o femenino.

Es importante recalcar que no se trata de un problema médico en sí mismo y que, por tanto, no requiere una intervención médica inmediata, salvo que por alguna razón la intersexualidad sea la causa de una verdadera patología.

Ser intersexual es una cuestión biológica que se refiere exclusivamente a la anatomía humana. Se trata de los casos de aquellas personas cuyos cuerpos quedan fuera del esquema binario masculino femenino. Además, es importante insistir en que no tiene nada que ver con la orientación sexual o la identidad de género.

Desde Tocabananas creemos que hacer este tipo de aclaraciones ayuda a visibilizar este colectivo, al mismo tiempo que reduce la discriminación y la violencia. La diversidad de grupos con distintas orientaciones sexuales, identidad de género, o problemática relacionada con la sexualidad se saca a la luz una vez al año el día del Orgullo (28 de junio), jornada en la que cada colectivo enarbola su bandera con el fin de defender y reivindicar sus derechos sociales.

¿Qué significa ser intersexual?

Hay muchas maneras distintas en las que alguien puede ser intersexual. Algunas personas intersexuales tienen genitales u órganos internos que no se ajustan a las categorías tradicionales de masculino o femenino, como sucede en el caso de las personas con ovarios y testículos. Otras personas intersexuales tienen combinaciones de cromosomas que son diferentes a la XY (generalmente asociada con masculino) o XX (generalmente asociada con femenino), como XXY. También, algunas personas nacen con genitales externos que se ajustan a las categorías tradicionalmente asociadas con masculino/femenino, pero sus órganos internos u hormonas no.

Lo habitual es que en el momento del nacimiento se detecte la intersexualidad del bebé. Sin embargo, también existen muchos casos en los que una persona descubre que es intersexual unos años más tarde, en la pubertad. Incluso, puede ocurrir que viva toda su vida sin saber que es intersexual.

Tipos de intersexualidad

  • Intersexualidad 46, XX. Los cromosomas se corresponden con los de una mujer (XX), tienen útero, pero los genitales externos se corresponden con los de un hombre, es decir, tienen pene.
  • Intersexualidad 46, XY. Los cromosomas son los asociados al hombre (XY), pero los genitales externos tienen apariencia femenina o ambigua.
  • Intersexualidad gonadal verdadera. La persona presenta simultáneamente ovarios y testículos, ya sea de forma completa o no. Los cromosomas pueden ser XX, XY o ambos a la vez, y los genitales externos también pueden ser masculinos, femeninos o intermedios.
  • Intersexualidad compleja o indeterminada. Esta categoría vendría a ser como un cajón de sastre para todos aquellos casos que no encajan en las categorías anteriores. No habría incongruencia entre las características sexuales internas y externas, pero sí que se podrían ver afectadas las hormonas sexuales o el número de cromosomas (ej.: XXY, XXX, X0).

Ser intersexual no es ser hermafrodita

Uno de los errores más comunes es identificar una persona hermafrodita con una intersexual. Como hemos visto unas líneas más arriba, la variedad de casos en la intersexualidad podría incluir el caso del hermafrodita, pero no al revés. Para que quede más claro, ahí va una breve explicación al respecto:

La palabra hermafrodita tiene su origen de la mitología griega, de la combinación de los nombres de Hermes y Afrodita, quienes, según el mito, tuvieron un hijo dotado con los atributos de ambos progenitores, los cuales, indecisos sobre la masculinidad o feminidad de la criatura, deciden darle el nombre de Hermafroditos.

Además de ser un personaje de la mitología griega, el término hermafrodita es utilizado como diagnóstico médico, siendo inexacto ya que se presta a malentendidos. Una de las consecuencias más habituales es que se crea que los intersexuales son personas con los dos sexos, es decir, literalmente con pene y vagina. Sin embargo, no es así. El término intersexualidad implica que la persona se sitúa entre los dos sexos, hombre-mujer.

Tu Carrito

cerrar