¿Qué es el ghosting?

De repente, sin ninguna explicación, un amigo, un compañero de trabajo, un simple conocido o una pareja incipiente “desaparece” de nuestra red social. Esa sería la explicación en titulares de lo que se ha etiquetado con el término inglés “ghosting”. Ahora bien, en este artículo vamos a profundizar en ese comportamiento que, de un tiempo a esta parte, se ha extendido como la pólvora, especialmente entre los más jóvenes. Trataremos de responder a preguntas como estas: ¿qué es el ghosting? ¿Por qué lo practicamos? ¿Quiénes lo realizan y quiénes lo sufren? Te descubrimos que el ghosting es más habitual de lo que piensas y que, si te lo han hecho, no eres el único.

¿Cómo saber si te han hecho ghosting?

En primer lugar, nos detendremos en el significado y origen de la palabra ghosting. Este vocablo es un término inglés que viene de la palabra “ghost” que significa fantasma en castellano. El término se acuñó para expresar la idea de que alguien que mantiene una relación personal con otra persona desaparece sin dar ningún tipo de explicación. El ghosting puede darse en cualquier tipo de ámbito: en el laboral, sentimental o de amistad. Pondremos un ejemplo para te quede totalmente claro. Imagina que has iniciado una relación con alguien que has conocido en tu gimnasio. Os empezáis a enviar algunos mensajes por whatsapp y todo parece ir bien. De hecho, da la impresión de que estáis a punto de quedar. Un día lanzas la pregunta: ¿te apetece quedar el sábado para tomar algo? Al poco tiempo tu mensaje queda con el doble check azul y… así se queda. Pasan las horas sin que haya una respuesta y, contra todo pronóstico, ves que también pasan los días. A pesar de tus reiteradas preguntas del tipo: ¿te pasa algo conmigo? ¿Estás bien? Tu “amigo” te ofrece la callada por respuesta. En fin, que nunca más se supo.

¿Te sientes identificado? Si es así, has sido víctima de un comportamiento que está a la orden del día desde hace tiempo, pero que con la llegada de tecnologías como la mensajería instantánea se ha disparado. Esto es así porque, según los expertos, en este tipo de comunicación es tan fácil hacer amigos como romper relaciones. Ya que no hace falta dar la cara ni pasar el mal trago de decirle a alguien que no queremos seguir manteniendo una relación con él o ella, dar explicaciones al respecto y, probablemente lo más difícil, encajar su reacción.

¿Por qué se hace ghosting?

No hay una única razón que explique por qué nos hacen o hacemos ghosting. Todos nos podemos ver tentados a poner punto y final a una relación de forma unilateral sin dar ningún tipo de explicación, o lo que es lo mismo, despedirse “a la francesa”. Así es como se ha llamado siempre a este tipo de conducta que dista mucho de lo que es un comportamiento amable o educado. Ahora bien, más allá de que la razón principal es que deseamos finiquitar una relación con un simple tijeretazo, las motivaciones que hay detrás pueden ser de lo más variado. A continuación, detallamos algunas de las más habituales:

  • Nos sentimos absorbidos en una relación absorbente.
  • Nos ha molestado algo que ha dicho o hecho la otra persona.
  • Por aburrimiento o por falta de interés en la otra persona.
  • Porque hemos conocido otras personas en las que preferimos centrarnos.
  • Porque no estamos seguros de que nos guste el tipo de persona que hemos conocido.
  • Porque nos comportamos de un modo antisocial.

¿Cómo superar un ghosting?

Antes de abordar algunos consejos para “tirar para adelante” cuando hemos sido el objetivo de un ghosting, nos detendremos en una cuestión previa: ¿por qué nos duele que nos hagan ghosting? No es difícil de entender que el hecho de que nos ignoren de repente, sin explicación, nos deja KO emocionalmente hablando. De hecho, el quid de la cuestión está en la falta de unas palabras de despedida que amortigüen el derechazo. Y es que cuando alguien que creíamos que nos apreciaba se esfuma sin dejar rastro, nos deja en una especie de limbo en el que no sabemos ni queremos estar. Además, nos queda la sensación de que, si no merecemos una simple explicación, no debemos valer gran cosa. Y ahí está la herida, nos han disparado en el centro de la autoestima. A algunos les dejará malheridos, a otros en la UCI, y a los más afortunados, absolutamente indemnes.

Después de sufrir un ghosting, ya sea vía whatsapp o telefónica, lo más importante es pararse unos días a pensar en el asunto, hacer algunas reflexiones y plantearse algunas preguntas que nos ayudarán a entender qué ha pasado y por qué:

  • Si esa persona se ha comportado de ese modo tan incorrecto, no merecía la pena continuar con la relación.
  • Nosotros no hemos hecho mal las cosas, solo hemos sufrido las consecuencias de los actos de otra persona, de modo que no busquemos la culpa en nuestro interior.

 

Todos podemos sufrir ghosting y también hacerlo, lo primero es inevitable, lo segundo es una opción que conviene evitar.

Tu Carrito

cerrar