Preliminares sexuales que no te puedes perder

Es probable que todo el mundo tenga la creencia de que, en el sexo, el punto culminante es el orgasmo. Y no le faltaría razón a quien piensa eso. Pero quizás, estamos ante la presencia de una media verdad, o algo que también puede compartir el primer puesto, es decir que no es necesariamente lo único sublime en un encuentro íntimo. Porque hay preliminares sexuales que no te puedes perder.

Desde Tocabananas, consideramos que el placer se puede extender más allá del momento de la penetración o del propio orgasmo. Y que a cualquier persona le vendría de maravilla introducirse junto a su pareja en el fantástico universo de los juegos preliminares.

Cuál es el tiempo recomendado para los preliminares sexuales

La respuesta es directa y clara: no existe un tiempo recomendado.

Algunos minutos, o varias horas para las parejas más osadas o pacientes. Y hasta podrán convertirse en el centro del encuentro sexual, y que éste sólo se conforme por unos intensos preliminares (preliminares de nada, porque en ese caso, lo serían todo sin necesidad de más).

Lo importante, es no considerarlos como una especie de anexo secundario al sexo, algo que hay que transitar inevitablemente al comienzo para pasar rápido a la parte interesante del asunto.

Cuando vas a ver una película, por ejemplo, el principio de la misma es tan importante como el nudo y su desenlace. Es más, en ocasiones, el comienzo es lo mejor que tiene, para ir decayendo luego y desilusionarte con un final desabrido y poco apasionante.

¡Nunca hay que subestimar a los preliminares sexuales! No permitas que pasen desapercibidos: la clave es ir probando cosas nuevas para hacerlos cada vez más excitantes e inolvidables.

Beneficios de los preliminares sexuales

Es indudable que, en un momento de desenfreno y pasión, te apetezca un encuentro sexual de esos que no van con rodeos. Incluso de los que no dan ni siquiera tiempo de llegar a la cama, para hacerlo de pie con la temperatura de ambos cuerpos a punto de explotar.

Pero los juegos preliminares, además de ser un buen sinónimo de diversión, además encierran grandes ventajas para el bien de la propia sexualidad y de las relaciones de pareja.

A través de los preliminares, aumentará la confianza en la propia pareja, ya que pueden generar grandes dosis de amor, ternura y pasión en la relación. A nivel fisiológico, ayudan a incrementar la lubricación (algo que, generalmente, no ocurre en un “aquí te pillo, aquí te mato”).

Con los juegos sexuales, se pueden ir cumpliendo las fantasías de ambos. Y además de ir incrementando la excitación y el deseo, si van más allá, generalmente aumentan la intensidad de los orgasmos.

Como conclusión con respecto a sus beneficios, indudablemente facilitan la conexión y la comunicación de la pareja.

En Tocabananas, incentivamos esta práctica ofreciéndote una gran cantidad de juegos preliminares, que incluyen por ejemplo dados sexuales, cartas eróticas y sexuales, y golosinas divertidas.

Afuera -o más bien adentro- hay un gran mundo que incita a jugar y jugar… ¿de verdad no te apetece participar junto a tu pareja?

Juegos preliminares que no te puedes perder

Es probable que los preliminares sexuales empiecen en forma de besos y caricias. Pero de allí en adelante… simplemente hay que dejar volar la imaginación.

Aquí te detallamos 3 ideas que pueden funcionar a la perfección para ir calentando motores:

  • Besos, caricias y más allá: no hay como los besos en la boca, en el cuello, en la espalda o en la entrepierna… se empezará a caldear el ambiente hasta una temperatura realmente insostenible. Para que la excitación vaya in crescendo, nada como practicarlos en un lugar que no sea la cama. La clave siempre es conocerse (a tu pareja y a tu propio cuerpo), ya que es la manera de saber exactamente qué es lo que más excita a la otra persona.
  • El juego es el mejor aliado: es una técnica perfecta para que, mientras se da el momento del juego, vaya aumentando la libido y la excitación de ambos, casi sin tener conciencia de ello. Y es en momentos de excitación en donde es posible sacar el lado más juguetón de cada persona. A través de los juegos, se sale de la rutina. Aquí entran muchas opciones, como por ejemplo llevar las posturas del Kamasutra al terreno lúdico, u optar por otros juegos de mesa eróticos.
  • Juguetes y accesorios: la inclusión de juguetes durante los preliminares sexuales debería ser parte del abecé. Un primer paso es vendarse los ojos, ya que de esta forma se incrementa el sentido del gusto y el tacto. Y a partir de aquí, es cuestión de ir introduciendo (a veces, literalmente) diferentes juguetes, como anillos vibradores. Lo único que queda claro si llevas los preliminares por aquí… ¡es que vas a repetir seguro!

Tu Carrito

cerrar