Posturas para tener sexo en el coche y los consejos más útiles 

Tener relaciones sexuales en el coche es algo que para muchas parejas puede tener su morbo. Ahora bien, hay que reconocer no resulta fácil decidir dónde colocar las piernas o apoyar los brazos, sobre todo, a medida que se cumplen años. Tanto si no tenéis otro sitio donde tener sexo como si es un deseo compartido, tener relaciones sexuales en el coche puede ser una buena manera de romper con la rutina sexual y mantener viva la llama del amor.

Ahora bien, elegir las posturas más placenteras cuando el espacio es tan reducido puede ser realmente complicado. Por esta razón, hemos pensado ponértelo un poquito más fácil y mostrarte algunas ideas para disfrutar del sexo en pareja y salir del paso sin ninguna contractura o lesión muscular.

Antes de entrar en materia, nos gustaría mencionar que esto de practicar sexo en el coche es algo más habitual de lo que crees. De hecho, según un estudio que realizó la marca Skoda hace ya años, el 44,2% de los encuestados había mantenido relaciones sexuales en un coche al menos una vez en su vida. De los datos se desprendía que el 57,3% de las personas con entre 30 y 44 años había practicado el sexo en un vehículo en alguna ocasión.

Eso sí, si te decides a coger las llaves de coche, ten en cuenta que pueden ponerte una buena multa. Y es que, dependiendo de en qué ciudad te pillen con los pantalones bajados, hay multas que van desde los 750 euros hasta los 3.000. Así que, el primer consejo que te daríamos es que busques un lugar apartado, aunque seguro, para evitar un disgusto de este tipo.

Buscad un lugar alejado de los curiosos

Antes de entrar en acción, sería conveniente que deis unas cuantas vueltas para aparcar con la tranquilidad de que nadie os va a ver. El quid de la cuestión es que el estacionamiento esté lo suficientemente apartado para que no haya gente alrededor, pero no tanto como para que sea peligroso.

Una vez localizado el sitio, cerrad las puertas con seguro, pero dejad alguna ventana un pelín bajada para evitar que se empañen los cristales, ya que ver un coche con los coches empañados en medio de un aparcamiento es como encender un enorme cartel con una flecha señalando a vuestro coche. ¡Eh! ¡Mirad, estamos aquí! Como complementos extra, no te olvides de una botellita de agua, y, sobre todo, de tener a mano una caja de preservativos.

En cuanto a qué parte del coche ocupar, lo cierto es que dependerá de las posturas que escojáis. De todas formas, a priori, os aconsejamos siempre la parte de atrás. En los asientos traseros no encontraréis ni el cambio de marchas, ni el volante, lo cual ya es importante.

Las mejores posturas sexuales en el coche

Partiendo de la premisa de que ninguno de los dos sois contorsionistas de circo, la idea principal es adoptar posturas lo más placenteras posible sin tener que ser demasiado flexibles. De hecho, podréis aprovechar algunos elementos del coche, e incluso sus estrecheces. ¡Sí, como lo oyes! Hay ciertas posturas en las que quedar “encajado” o con una movilidad mínima puede ser una ventaja inesperada.

A continuación, hemos recopilado algunas posturas que pueden ser buenas opciones a la hora de practicar sexo en el coche. ¡Toma nota!

Con las piernas elevadas

Os colocáis en el asiento trasero. La mujer se sienta en el asiento de atrás y sube las piernas. Puede apoyarlas en los hombros de su pareja, que está frente a ella penetrándola, o bien (esto es para sacar nota), con los pies en el techo del coche. Ambas posiciones son súper excitantes y bastante cómodas.

Con los pies en el salpicadero

Efectivamente, la mujer permanece sentada en el asiento del copiloto y apoya los pies en el salpicadero. Él, frente a ella, en el hueco que queda, penetra a su pareja. Esta postura es bastante similar a la anterior, ambas son bastante sencillas de realizar y no hay que esquivar ningún elemento como el cambio de marchas o el volante.

El misionero, un clásico que no puede faltar

Es una de las posturas más convencionales, pero no por ello es menos placentera. Para practicar el misionero en el coche, tendréis que pasar al asiento de atrás. Estar más o menos cómodos, dependerá del tipo y tamaño del vehículo donde estéis. Eso sí, cuando hay voluntad, poco importan las dificultades que pudieran surgir.

Sexo oral, una opción con mucho éxito

Obviamente, practicar una felación en el asiento del coche o un cunnilingus son dos de las opciones de sexo más sencillas. En ambos casos, solo hay que ocuparse un poco de las rodillas, para que no sufran demasiado. Un consejo: coloca tu camisa, falda o pantalón en el suelo, a modo de almohada. Coloca las rodillas sobre ella… Mucho mejor, ¿verdad?

Tu Carrito

cerrar