Las mejores posturas para tener sexo de pie

Hay un número muy grande de personas en el mundo que prefiere tener sexo en su cama. Es gente que no quiere complicarse demasiado, a la que quizás le da un poco de pereza todo… hasta el hecho de innovar en la forma de tener un encuentro íntimo. Pero tú no formas parte de ese grupo, y lo bien que haces… Para darte ideas, llega el turno de hablar de las mejores posturas para tener sexo de pie.

¿Sabías que salir de la rutina, que en este caso es salir de la cama, te da una dosis extra de excitación en el sexo? No es un invento de Tocabananas, ¡lo ha demostrado la ciencia! Escapar de tu zona de confort aumenta la segregación de dopamina, que es una hormona que sube los valores de tu bienestar y tu placer. Esto se debe a que, al experimentar cosas nuevas, sale a escena esa sensación de reto y novedad que le hace muy bien a tu cuerpo.

La mejor manera de decirle adiós a la rutina en el sexo es hacerlo de pie. Piénsalo de esta forma: cuando algo te gusta mucho, empiezas a aplaudir. Y si no te alcanza con aplaudir porque quieres exteriorizar aún más tu gozo, te pones de pie… ¿nos estamos empezando a entender?

El Kamasutra, siempre presente en Tocabananas

Si hablamos de posturas sexuales, te viene a la mente inmediatamente el Kamasutra. En nuestra tienda online, tenemos varios juegos que se relacionan con este excitante mundo de las posiciones para tener sexo, tal es el caso de los dados de posturas, el Kamasutra Surprise Me, o el original Chrono Kamasutra.

Algunos consejos antes de ver las mejores posturas para tener sexo de pie

Es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos que, si vas a practicar la postura del misionero, evidentemente no tendrían importancia. Pero sí son vitales para tener sexo de pie.

  1. La fuerza de gravedad es algo muy importante… ¡tenla en cuenta para que no terminéis por los suelos en medio de un arrebato de pasión desenfrenada!
  2. Idealmente, procura que haya un sitio donde agarraros (el lavabo, la encimera de la cocina, una mesa o incluso un mueble que sea pesado y, sobre todo, estable).
  3. Ten en cuenta que, si recién empiezas a experimentar con tu pareja este tipo de posturas, el principio los orgasmos se van a resistir un poco. ¡No hay que agobiarse porque es algo perfectamente normal!
  4. Si la postura va a incluir penetración, es esencial que vigiléis el ángulo en el que se van a alinear el pene y la vagina, y la fuerza con la que se deslizará el miembro (en determinadas posturas, el pene no tiene que entrar demasiado debido al peso que ejercerá el resto del cuerpo)… ¡a no hacer locuras que acaben en Urgencias!

Teniendo en cuenta estas indicaciones, ahora toca contarte excitantes posturas para tener sexo de una forma diferente… ¿a qué esperas para ponerte de pie?

El medio perrito

Es como la clásica postura del perrito, pero evidentemente de pie. Y la clave es apoyarse sobre algún elemento (por ejemplo, una mesa). La mujer debe colocarse de espaldas al hombre, con sus manos apoyadas en ese soporte extra, y él puede penetrarla con facilidad (por la vagina o analmente).

El extra de excitación se consigue si se realiza esta postura frente a un espejo… ¡el del lavabo es una gran idea!

Contra la pared

Esta postura ha sido exteriorizada en miles de películas. Casi siempre, acaba dándose como colofón de un desenfreno de pasión sin límites, que hace imposible que se pueda esperar a llegar a la cama para el acto sexual. Es una especie de “abrazo extendido” que va mucho más allá…

El hombre debe realizar un pequeño esfuerzo con sus brazos, si está sosteniendo a la mujer en el aire. O el esfuerzo debe hacerlo la mujer con sus piernas, si las usa para abrazarlo y sujetarse de esa forma.

Frente a frente

Hacerlo de pie, y frente a frente, es una postura altamente excitante. Lo fundamental es que el hombre la penetre a ella haciendo una pequeña flexión con sus piernas. En esta posición, sobra la intensidad y se facilita al cien por cien todo tipo de contacto y besos desenfrenados.

El 69 acrobático

Es para valientes. Al ser como el clásico 69, pero de pie y no en la cama, es el hombre quien sostiene a la mujer en el aire con los muslos de ella alrededor de su cuello.

Si te acostumbras a esta postura, las sensaciones pueden ser muy intensas.

El sexo oral de pie

Es una postura evidentemente más tranquila. Pero recibir sexo oral estando de pie es increíblemente placentero. No te exige físicamente, pero es una experiencia que debes experimentar sí o sí.

Tu Carrito

cerrar