Posturas para disfrutar de cada tipo de pene

Muchos factores influyen en que un acto sexual sea realmente placentero. Y si bien el tamaño y la forma perfecta del pene no existen, depende de estas características lo que debe realizar el hombre para satisfacer mejor a su pareja. En esta entrada de Tocabananas, mencionaremos las diferentes posturas para disfrutar de cada tipo de pene. 

Hay dos aspectos clave para llegar al súmmum en el acto sexual: que el hombre, según el tipo de pene que tiene, experimente con distintos ángulos; y que la mujer abra las piernas para que su compañero haga una buena penetración. 

A partir de aquí, te daremos consejos con respecto a las posturas que deben hacerse dependiendo de la forma y tamaño del miembro del hombre.   

Hay distintas formas de pene

Más allá de la eterna disyuntiva de si “el tamaño importa”, existe una clasificación en la cual se han colocado ciertos nombres que remiten a las características de la forma de cada tipo de pene. 

Incluso un prestigioso psicólogo evolutivo de una Universidad de Nueve York, ha afirmado que las particularidades en cuanto a la forma de los penes vienen como resultado de una necesidad evolutiva, que hace a los propios seres humanos diferenciarse entre sí. 

Postura cuando se tiene un pene pequeño

Como pequeño, nos referimos a un tamaño inferior a 13 centímetros (siempre considerando al pene en estado de erección).
En este caso, la postura recomendada es la “profunda”. A través de la misma, el miembro penetra, tal como el nombre de la posición lo indica, con profundidad, logrando conseguir el máximo placer. 

El perrito para penes de tamaño regular

Cuando el miembro tiene una medida media, de entre 13 y 16 centímetros, ¿cómo dejar pasar la oportunidad de experimentar con “el perrito”?
Mediante esta posición tan clásica y tan deseada, el hombre puede tener una sensación de control y dominio. Es una postura idónea que permite una penetración completa, y brinda una gran satisfacción a ambos. 

El sometido, para penes grandes

Si el hombre goza de un miembro que supera los 16 centímetros de longitud, es muy recomendable la postura del “sometido”. 

Siendo sinónimo de extremo placer, lo positivo es que no le causa dolor a la mujer. ¡Atrévete al “sometido” si tienes un miembro de los que no pasan desapercibidos! 

Cuál es la posición ideal para el pene tipo lápiz

La forma del lápiz es de las más comunes, siendo la que describe a los penes que tienen el mismo grosor desde el glande hasta la base. 

Si bien esta forma de pene es idónea para la mayoría de las posturas sexuales, en caso de ser además de gran tamaño, es mejor evitar ciertas posiciones que pueden llegar a causar molestias, como las mencionadas “perrito” y la “profunda”. 

Para el pene lápiz, no hay como hacer buena letra con posturas de penetración anal (en caso de que, repetimos, su tamaño no sea muy grande). 

Las mejores posiciones para el pene curvo

Como no es una de las formas más comunes, los hombres que lo tienen suelen necesitar de un tiempo para hallar la postura ideal, que se adapte a ellos y a sus parejas. 

Por la curvatura que tienen, son idóneos para estimular el punto G. 

¿Cuáles son las posturas ideales? Las ya mencionadas “el perrito” y “la profunda”, a la que se le añade “el misionero”. 

En caso de intentar el sexo anal, lo recomendable para las personas con pene curvo es que lo experimenten a través de penetraciones suaves, con el objetivo de evitar posibles molestias. 

¿Qué hay del pene plátano?

Es una forma bastante habitual, con un glande y base de similar ancho, y con el tronco aún más grueso. Suele ser, casualmente por tener este formato, un pene muy placentero durante la penetración. 

Como es un tipo de miembro flexible, es perfecto para experimentar todas las posturas sexuales, incluso las más profundas (porque su base es estrecha y no suele causar molestias). 

Posturas para los penes champiñón y cono

En caso del pene conocido como champiñón o seta (que tiene el glande más ancho que el resto del miembro) son perfectos para el sexo oral, entre varias posturas más, entre ellas, el “misionero” y la “cuchara”. Y es cierto que, para el sexo anal, pueden ser complicados debido al amplio grosor de la punta. 

Con respecto al pene cono, que tiene el glande bastante más estrecho que el resto de su estructura, puede aprovecharse para hacer la mayoría de las posturas sexuales. 

Es especialmente idóneo para posiciones en las que se realiza una penetración hasta el fondo, tales como “la profunda”, “la catapulta” o “el perrito”. Esto se propicia porque la punta más delgada típica del pene cono, nunca suele resultar molesta al inicio de la penetración. 

¡Hora de practicar según la forma del pene! 

Tu Carrito

cerrar