Posiciones de tríos

Es probable que alguna vez haya pasado por tu cabeza. O que, concretamente, sea una de tus fantasías sexuales. Hay un verdadero mundo aparte en una relación sexual en la que participan tres personas. Por ello, en esta entrada profundizaremos sobre el tema y te plantearemos distintas posiciones de tríos. 

El hecho de ver cuál será la conformación del trío, es una de las primeras dudas que pueden surgir. Así cómo también la manera de plantearle a tu pareja tus ganas de hacer un trío. 

Qué hay detrás de querer hacer un trío

Es una de las fantasías más comunes de mucha gente. 

Pero no es nada sencillo comentarlo con tu pareja, ya que podría no estar completamente convencida de hacerlo, o no tenga tantas ganas como las tienes tú. 

Las sexólogas y los sexólogos tienen variados conocimientos e información sobre este tema, y por ello están capacitados para brindar los consejos más adecuados. Es clave, en caso de dar este paso y atreverse a practicar un trío, que las tres personas participantes puedan disfrutarlo a pleno. 

Un aspecto fundamental, es diferenciar algo muy básico: no es lo mismo la fantasía que el deseo. Un tema es fantasear con hacer un trío, tener esa imagen mental en la cabeza, de quienes lo conformarán, y simplemente gozar con esa fantasía, incluso a solas (una fantasía no tiene por qué ser llevada a la práctica). 

Y otra cuestión muy diferente es tener un deseo, querer realmente que ocurra. Si tienes esto muy claro, el paso siguiente es comunicárselo a tu pareja. 

Forma de hablar con tu pareja sobre las ganas de hacer un trío

Si verdaderamente deseas tener sexo con dos personas al mismo tiempo, tienes que decírselo con la máxima naturalidad posible a tu pareja. Es fundamental que se lo cuentes, pero nunca que se lo exijas. 

Si existe una buena base de comunicación, el camino está más allanado. Siempre es crucial decirlo todo, incluso si algo no te gusta en la cama. Debes tener en cuenta que una de las posibilidades es que tu pareja no quiera hacer un trío, ¡y deberías respetar su decisión! 

En todo planteamiento a tener sexo, lo que debes procurar es que no sea algo impersonal. No es solamente querer tener sexo, sino hacerlo con una persona que te guste. En el caso de un trío, lo fundamental es elegir a personas que te gusten y que realmente deseas. 

Dudas y emociones a la hora de hacer un trío

Puede ocurrir que, durante la práctica del trío, o incluso después, aparezcan las dudas. Lo importante, como en cualquier práctica sexual, es tener en claro que es tan válido dejarse llevar y que todo fluya, como también desear detenerse en cualquier momento de ese acto, si alguna de las personas involucradas no la está pasando bien. ¡Siempre debe existir el derecho a parar! 

En el caso de un trío, pueden surgir celos. Y esto debe hablarse de una manera abierta. Si ya ha tenido lugar el trío, es ideal comentar cómo se ha sentido cada uno durante la práctica del mismo. 

Es muy importante poder lidiar con los sentimientos y las emociones que aparecen antes, durante o después de un trío. Exteriorizar todo lo que pasa, hace que no se viva únicamente de una forma individual, sino conjunta, que es lo que conlleva un trío. 

Posiciones sexuales para probar en un trío

Básicamente, hay 3 posiciones principales que pueden establecerse durante un trío: 

  • Dos mujeres y un hombre: al conformarse de esta manera, el hombre debe tener un gran autocontrol, ya que debe satisfacer a dos mujeres a la vez. Una forma de hacerlo es que se acueste boca arriba, y una de las chicas se siente a horcajadas sobre su pene, permitiendo que sea penetrada. Y la otra chica, también se sentará, pero sobre la cara del chico, para que le dé un sexo oral de los de película. 
  • Dos hombres y una mujer: aquí lo clásico es la postura del sándwich, en donde los dos hombres penetran a la mujer al mismo tiempo. Uno de ellos se acuesta boca arriba, y la mujer encima de él, para que la penetre por la vagina. El tercer participante puede montarse en ella dándole sexo anal.
  • Bendito placer oral: esta posición puede servir para las dos variantes. En caso de que sean dos chicas y un hombre, éste se tiene que acostar boca arriba (y mientras una de ellas se sienta en su cara para que la lengua del chico haga maravillas en su vagina, la otra mujer le practica sexo oral). En caso de que sean dos hombres y una mujer, ella debe acostarse boca arriba, pero con la cabeza fuera del colchón (mientras ella recibe sexo oral por un lado, lo da por el otro).

Tu Carrito

cerrar