No estamos bien… ¿debemos acudir a una terapia de pareja?

Cada pareja es un mundo, y está clarísimo que en un mundo puede ocurrir de todo. Llevar adelante la convivencia del día a día no es algo para nada sencillo, sobre todo cuando son muchos años de relación. En esta entrada de Tocabananas, vamos a analizar lo que ocurre si en algún momento dices: “no estamos bien… ¿debemos acudir a una terapia de pareja?”.

Lo importante en la mayoría de los aspectos de la vida es mantener una situación de equilibrio. Y es cierto que las relaciones de pareja tienen de por sí una gran complejidad. No alcanza sólo con quererse, sino que debe procurarse equilibrar la pasión y el compromiso. La comunicación es otro de los aspectos clave para que toda relación pueda crecer.

Inevitablemente, llegan las discrepancias

Es algo natural, y que ocurre en la mayoría de las relaciones. Los motivos de discusiones pueden ser variados. Y hay muchas oportunidades en las que no tienes la capacidad de solventar ese intercambio de opiniones. Ese puede ser el preciso momento en que necesites la ayuda de un profesional.

Cuando los dos integrantes de la pareja asumen que el problema es compartido, y que están dispuestos a tratarlo juntos, es cuando se llega a la terapia de pareja.

Qué es concretamente la terapia de pareja

Puede definirse como un proceso que se lleva a cabo por un profesional, cuyo objetivo es mejorar una situación concreta de la relación de pareja.

La terapia de pareja surge cuando se detecta algún problema que podría estar poniendo en riesgo el futuro de esa relación.

Puede ser necesaria por alguno de estos motivos. O bien porque la pareja ha detectado que hay una serie de conflictos que son muy relevantes, o porque quiere solucionar algunos problemas que ya están presentes en la relación.

De manera habitual, detrás de estos inconvenientes hay una cierta insatisfacción en lo que se refiere a la relación. Y muchas veces, también existe falta de comunicación.

Te enumeramos algunas de las causas que puedan conllevar a la necesidad de tener una terapia de pareja:

Cómo saber si necesitas acudir a una terapia de pareja

Hay diversas razones por las cuales una pareja podría estar precisando de la ayuda de un terapeuta.

Cuando este profesional es consultado por la pareja, podrá instruirlos y también ir sirviéndoles como guía para mejorar la comunicación y poder expresarse mucho mejor entre ambos. Y esto va involucrado tanto en los elementos positivos como los negativos, y cobra mucho valor la sinceridad.

A continuación, te enumeraremos cinco motivos por los cuales es muy probable que necesites acudir a una terapia de pareja.

Inconvenientes en la comunicación

En la mayoría de las ocasiones, es la principal razón para acudir a una terapia de pareja. Ésta puede representar realmente una ayuda importante, porque a través de las sesiones se aprenden técnicas que fomentan la vida en pareja de manera dinámica a través de la honestidad en las expresiones.

En una terapia de pareja, la idea es expresar todas las emociones y sensaciones que no se han “liberado” antes.

Por problemas concretos

Una razón de peso es cuando existe una circunstancia particular y muy concreta. Ocurre muy a menudo que, un conflicto de tipo puntual como un despido o un fallecimiento, acabe derivando en problemas dentro de la pareja.

En la terapia de pareja se intenta hablar de esa experiencia, con el objetivo de que no continúe afectando a la relación.

Cuando los problemas ocurren en la intimidad de la relación

Es una razón también importante para asistir a una terapia de pareja, relacionada con los inconvenientes que surgen en la intimidad o en la propia expresión del afecto. No se trata únicamente de un problema de tipo sexual, sino que se expande a toda la relación en sí.

Cambios de hábito como tener más expresiones de cariño o abrazos, o simplemente mirarse a los ojos, pueden ser necesarios para eliminar ese problema, que sin duda afecta a las dos partes de la pareja.

Problemas de cara al futuro

Cuando surge algún tipo de discusión relacionada con el futuro, puede ser otro motivo para acudir a una terapia de pareja.

En caso de que irrumpan estos inconvenientes, es muy adecuado encontrar un espacio abierto en el cual las dos partes de la pareja puedan expresarse libremente, siempre a través de una conversación honesta.

Tu Carrito

cerrar