Multiorgasmo: qué es y cómo lograrlo

Llegar al clímax varias veces seguidas no es algo reservado para un selecto grupo de personas con un ADN programado para ello. Según los expertos, el ansiado multiorgasmo es una experiencia al alcance de cualquiera que se lo proponga. Basta con seguir unas pautas determinadas, ser constante y ser generoso en paciencia.

En este post trataremos de desmitificar el multiorgasmo y demostrar que no es una experiencia exclusiva de unas pocas y afortunadas mujeres. De hecho, quizá no sabías que también los hombres pueden experimentar un multiorgasmo. Más adelante te hablaremos más sobre eso.

¿Qué es un multiorgasmo?

Antes de entrar en materia, nos gustaría aportar algunos datos acerca del multiorgasmo y el número de mujeres que aseguran haberlo vivido en sus propias carnes, o más exactamente, en su propia vagina.

Según Catherine Blacklege en La historia de V: Una historia natural de la sexualidad femenina, se han llegado a observar hasta 134 clímax en solo una hora, lo cual, dicho sea de paso, debe ser una experiencia difícil de soportar.

Lo cierto es que no hay muchos estudios acerca de este asunto. Uno de ellos, publicado en Archives of Sexual Behavior, aseguraba que el 26% de las mujeres entrevistadas para la investigación (800 participantes) tenía orgasmos múltiples a través de la autoestimulación y el 25% mediante el coito.

Ahora bien, la pregunta de partida es, ¿qué es el multiorgasmo? Es una serie de orgasmos que se repiten de forma continua. Esta capacidad no viene de fábrica, si no que se puede alcanzar practicando. Es decir, la persona multiorgásmica se hace, no se nace, ya que hay personas con vulva que no necesitan el período refractario (de recuperación tras el orgasmo) para seguir excitadas y poder llegar de nuevo al clímax.

También existe el orgasmo secuencial, que es el que ocurre después del período refractario y que suele ser pasados entre dos y tres minutos.

¿Cómo tener un multiorgasmo?

Experimentar un multiorgasmo u orgasmo múltiple no es un milagro o un fenómeno paranormal que carece de explicación científica. Alcanzar un multiorgasmo está al alcance de cualquiera que se lo proponga. Algunos expertos señalan la comunicación, el conocimiento, la exploración propia, la relajación, la desconexión mental, el estar “presente”, no pensar en el orgasmo, una buena lubricación, usar las posturas que más gustan y probar cosas nuevas sin complejos, como algunos de los aspectos que pueden ayudar a tener un multiorgasmo.

En cualquier caso, a continuación, hemos recopilado algunos “trucos” que podrían ayudarte en tu propósito. No se pierde nada y, lo cierto es que sí podrías ganar mucho:

  • Practica un poco de Petting, dicho con otras palabras, aumentar el tiempo de duración de los preliminares con más caricias, besos, masajes. Dedicar más atención a los prolegómenos siempre es buena idea. ¿Por qué no colocar unas velas o unas barritas de incienso?
  • Ejercita la musculatura pélvica con los ejercicios de Kegel. Esto aumentará las sensaciones de placer asociadas al orgasmo. Practicar con la bolas chinas es genial para fortalecer el suelo pélvico.
  • Alimenta la imaginación. Lee novelas eróticas, mira películas eróticas. Este tipo de estimulantes suelen potenciar el placer y allanan el camino hacia el multiorgasmo.
  • Habla con tu pareja. Es esencial. La comunicación con tu pareja acerca de qué es lo que te gusta y lo que no, es fundamental para conocerse un poco mejor y conseguir más y mejores orgasmos.
  • Las técnicas de relajación, respiración y ‘mindfulness’ podrán facilitar la atención sensorial y, por tanto, podrían mejorar la intensidad de los orgasmos. De este modo, experimentar el multiorgasmo es un poco más probable.
  • La masturbación puede ser una eficaz manera de llegar al orgasmo múltiple, y es que, nadie mejor que uno mismo para saber cuándo parar, seguir o modificar el ritmo o la dirección de los movimientos. Puedes utilizar tus manos o bien juguetes sexuales como por ejemplo, los vibradores, los consoladores, los succionadores de clítoris o las balas vibradoras.

Los hombres también tienen multiorgasmos

El multiorgasmo no es “coto privado” de las mujeres. Ellos también lo experimentan. Eso sí, el porcentaje de afortunados es mucho menor que el de mujeres. Un estudio publicado en Sexual Medicine Reviews, afirma que alrededor del 10% de los hombres con edades comprendidas entre los 20 y 30 años han experimentado un multiorgasmo.

En el libro El hombre multiorgásmico, sus autores asegura que para alcanzar el multiorgasmo es necesario ejercitar la respiración y la concentración, y también trabajar el suelo pélvico. Para ello, explican, primero hay que localizar la musculatura pubococcígea (PC) (la forma más fácil de hacerlo es detener el flujo de orina, cerrando los músculos de la pelvis cuando se sientan ganas), y segundo, aprender a controlarlo a voluntad.

Otros expertos apuntan otra técnica para conseguirlo. Se trata de parar justo cuando se note que está llegando el momento del orgasmo, pero sin esperar a alcanzar el punto de no retorno, la eyaculación.

Tu Carrito

cerrar