Guía básica de autocuidado del pene

Tienes internalizada la idea de que debes cuidar mucho el corazón, la vista, los pulmones, etc. ¡Pero todas las partes de tu cuerpo merecen la máxima atención para que se mantengan saludables! Hoy, en Tocabananas, te daremos una guía básica de autocuidado del pene.

No están en el imaginario de la gente (bueno, vale, en ocasiones, puede que sí) pero los genitales son una parte del cuerpo tan importante como cualquier otra. ¿Tienes una noción exacta de en qué punto estás con respecto al cuidado de tu pene?

La pregunta que te dejará pensando, y probablemente te haga replantearte las cosas, es la siguiente: “¿cuánto tiempo le dedicas al cuidado diario de un músculo que, en definitiva, es el que te proporciona mayor placer?”.

La salud de tu pene es fundamental

Puede ser que, incluso hasta hoy, no le hayas dado a tu pene la importancia que se merece. Pero realmente necesita un cuidado especial, y sólo de esa forma garantizaras que funcione correctamente.

Es evidente que, como el resto de tu cuerpo en su totalidad, tienes que hacerle un chequeo médico al menos una vez al año. Pero hoy nos toca hablar del día a día, de lo que puedes hacer tú mismo con el objetivo de que la capacidad de tu pene sea la adecuada.

Si notas alguna anomalía o molestia, tienes que consultar a un médico especialista. Y más allá de ello, aquí te ofrecemos una guía básica para que experimentes un autocuidado de tu pene.

La higiene es el primer paso para la salud del pene

No hay otro lugar desde el comenzar a hablar de cuidado que no sea el de la higiene.

¿Sabes cómo mantener un pene saludable? Debes lavarlo, como mínimo, una vez al día, usando jabón neutro (aunque mejor no abusar para no alterar el pH de la piel que lo cubre… ¡es muy sensible!).

Básicamente, tienes que retraer el prepucio con mucha suavidad, permitiendo que el agua caiga sobre esa zona de manera abundante. Y sécalo bien, así podrás evitar que la humedad genere algún tipo de infección por hongos.

La alimentación incide en su buena salud

¿Sabías que una dieta saludable está muy relacionada con un óptimo funcionamiento del pene? Y como otro gran beneficio, comer bien puede ser un método preventivo frente a ciertas enfermedades.

Recomendaciones de consumo para tener un pene saludable:

  • Extracto de granada (utilizado en ocasiones para el tratamiento de la disfunción eréctil).
  • Sandía (algunos de sus componentes pueden aliviar los inconvenientes de erección).
  • Alimentos ricos en proteínas (carnes o nueces): al contener zinc, que interviene en la maduración de los espermatozoides, le otorgan beneficios a la fertilidad masculina.

Haz ejercicio para que tu pene se mantenga saludable

Si practicas ejercicio físico (al menos de forma moderada), tendrás un menor riesgo de alteraciones que están relacionadas con el pene (como eyaculación precoz y disfunción eréctil).

Una vida sexual activa, también es idónea para evitar que las fibras musculares del pene se atrofien y pierdan algo de elasticidad.

Además, hay ejercicios físicos que son específicos para el pene, y te los detallamos a continuación:

  1. Aplícate un poco de lubricante sobre el pene (preferentemente, lubricantes que sean con base de agua)
  2. Sujétalo usando tus dedos pulgar e índice
  3. Haz movimientos (ejerciendo una presión firme y lenta) hacia el glande, de modo que se facilite la circulación de la sangre en la zona
  4. Dedícale unos pocos segundos a cada pasada, y en total, repítelo muchas veces hasta que pasen varios minutos

Nunca descuides su atención médica

Es fundamental que sepas cuáles son los tratamientos médicos que están disponibles para prevenir o tratar enfermedades relacionadas con el pene.

¿Cuáles podrías considerar en este aspecto?

  • La vacuna contra el virus del Papiloma Humano (VPH): es fundamental porque sirve para evitar el contagio y la aparición de verrugas genitales.
  • El uso de preservativos (si tienes relaciones con parejas diferentes) es imprescindible para impedir cualquier tipo de infección o enfermedad que se transmita por vía sexual.
  • Los exámenes rutinarios con el urólogo: es el profesional especialista en el órgano sexual masculino, y te dirá en qué condiciones está la salud de tu pene.

Prémialo cuando te apetezca

Tienes que tenerlo siempre en cuenta… ¿qué mejor que un momento de placer contigo mismo?

Es casi esencial que, de tanto en tanto, te autorregales un buen rato de masturbación.

No sabemos si eres consciente de todos los beneficios que trae para tu salud, como bajar la tensión arterial, reducir el estrés, e incluso fortalecer el sistema inmunológico.

¡Y todavía hay más! Una buena masturbación te ayuda a conocerte a ti mismo, te relaja, oxigena tus tejidos y aumenta tu buen humor. En Tocabananas, contamos con productos idóneos para esta práctica, una amplia gama de masturbadores masculinos que incluyen huevos masturbadores.

Tu Carrito

cerrar