No hay productos en el carrito.

tocabananas

La mejor forma de hacer una ducha anal

El sexo anal provoca un placer absolutamente diferente, y tienes que animarte a probarlo. Pero es importante hacer los preparativos adecuados para que la zona esté muy bien dispuesta. Hoy te contaremos la mejor forma de hacer una ducha anal. 

Hay muchos mitos alrededor de la práctica del sexo anal, así como también afirmaciones que son absolutamente ciertas. En lo que se refiere a la higiene, siempre es mejor tomar todos los recaudos necesarios. 

Durante esta práctica, ya sea con juegos sexuales o la penetración en sí, se utilizan grandes dosis de lubricantes, y probablemente se produzca una eyaculación dentro del ano. Por todas estas razones, sumado a las bacterias afiladas que están habitualmente presentes en la zona, es muy necesaria la limpieza. 

El sexo anal puede ser magnífico, pero si por algún motivo no logras relajarte, será imposible que vivas la experiencia al máximo. ¡No hay nada como prepararte con una buena ducha anal! ¿Vamos a ello? 

Qué es una ducha anal

Consiste en un producto cuya función es la de limpiar tu ano. Se utiliza antes de la penetración, y te asegurará que tengas la higiene adecuada antes de la práctica del sexo anal. 

Evidentemente, elimina todos los residuos presentes en el canal. ¡Porque no querrás que la experiencia acabe con una sorpresa desagradable! 

Es un producto casi esencial si deseas incurrir en el anilingus, que se trata de estimular el ano con la lengua. La limpieza a través de la ducha anal, aumentará tu confianza y todo derivará en un sexo mucho más placentero. 

De todas formas, no es algo que debas realizar siempre. Habitualmente, aunque tu actividad sexual sea alta, una ducha anal debe hacerse una o como mucho dos veces al mes. ¿Cuáles son las razones? Al usar estos productos, también se eliminan bacterias beneficiosas, que se encargan de la funcionalidad natural del tracto intestinal. Por lo tanto, hacerte una ducha anal con demasiada frecuencia podría provocarte problemas digestivos, y una excesiva sequedad en el ano.

Cómo se usa una ducha anal

En nuestra tienda online, contamos con diferentes productos para realizar esta práctica, tales como un Kit de ducha anal avanzada, u una ducha anal negra. 

Habitualmente, se componen de una pera vacía y una boquilla. Su función es la de descargar agua dentro del ano, que luego es expulsada. 

Las instrucciones son las siguientes: 

  • Lo ideal, es que lo hagas sobre el inodoro 
  • Llena la pera con agua a temperatura corporal 
  • Para facilitar la inserción de la pera, puedes usar lubricante en la boquilla 
  • Inserta unos 2/3 de la boquilla hacia el interior de tu ano con suavidad
  • Aprieta lentamente la pera y libera algo del agua de su interior
  • Continúa apretando la pera hasta que te la quites del ano
  • Luego de liberar el agua dentro, mantenla hasta que tu cuerpo quiera expulsarla (un mínimo de 20 segundos, pero idealmente, un minuto es lo ideal)
  • Repite el proceso de limpieza hasta que el agua expulsada salga clara (de 2 a 3 expulsiones)