Las 7 fantasías eróticas más comunes

Tener relaciones homosexuales, hacer un trío, azotar o ser azotado… Son algunos de los deseos ocultos que todos (o casi todos) hemos tenido alguna vez. Imaginarnos que hacemos el amor con un desconocido o en un lugar público forma parte del enorme repertorio de fantasías que nos gustaría vivir, pero que solo protagonizamos en nuestra mente.

Según los expertos, una fantasía sexual es toda historia subidita de tono en la que somos los protagonistas. En cuanto a los motivos que explican por qué fantaseamos con una cosa u otra, ya no es tan sencillo de explicar. Se cree que tiene que ver con el pasado de cada cual, aunque no se puede asegurar.

En este post hemos recogido las fantasías sexuales más comunes según el psicólogo Justin Lehmiller, quien entrevistó a 4.175 estadounidenses sobre sus vidas sexuales. El experto, que hizo estas entrevistas como documentación para su libro Dime lo que quieres, reveló en The Independent cuáles son las siete más comunes:

Hacer un trío

Liderando el ranking de fantasías sexuales más soñadas, hacer un trío es el deseo de un 89% de los entrevistados. Lo cierto es que no nos sorprende en absoluto este porcentaje. Es interesante descubrir que la mayoría de los entrevistados que tenían pareja aseguraron que querían que ésta estuviera presente en la fantasía.

En cuanto al tipo de tríos, los resultados de la encuesta revelan que los hombres heterosexuales preferían tener un trío con dos mujeres, mientras que ellas no mostraban ninguna preferencia por el género.

Recibir azotes o mordiscos

La práctica de Spanking está al alza. Cada vez son más los hombres y mujeres que se atreven con esta actividad. Ahora bien, lo que estamos tratando en este artículo no forma parte de la realidad, sino de las fantasías sexuales de las personas. El estudio del psicólogo americano concluye que el 65% de los participantes fantaseaba con que otros les infringieran dolor, con azotes, con la fusta, mordiscos… De hecho, la practica de actos de BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sadismo, Masoquismo) es una de las fantasías favoritas para hacer realidad en el dormitorio, sobre todo, entre las mujeres, según la encuesta.

Con la pareja de siempre, pero en otro entorno

Otra de las fantasías más habituales es la que tiene como protagonistas al soñador en cuestión y a su pareja. Eso sí, la gran diferencia es que las relaciones sexuales tienen lugar fuera del ambiente de siempre o con posturas que no son las habituales. Este dato apoya la idea de lo importante que es salir de la rutina, ya que, hacerlo suele se una inyección de deseo y excitación sexual.

Con otra persona, haciendo el sexo de siempre

En este caso, lo que cambia no son las posturas, ni el entorno, si no la persona con la que se tiene el encuentro sexual. La elección de los que aseguraban tener esta fantasía era hacer el sexo al que estaban acostumbrados, pero con otra persona. No sabemos si el nuevo partenaire era alguien conocido, como por ejemplo, un compañero de trabajo, un amigo o alguien del gimnasio, o un completo desconocido.

Tener relaciones en lugares públicos

Esta fantasía fue elegida mayoritariamente por las mujeres. Parece ser que riesgo de ser pilladas in fraganti les produce a las féminas una gran excitación. Algunos de los lugares preferidos para tener este tipo de relaciones sexuales son la oficina, un parque o el ascensor. Eso sí, además de a hurtadillas, imaginamos que estos encuentros deben ser también muy rápidos.

Una sesión de sexo pasional

Más allá de que ya lo hayas experimentado en la vida real, o no, lo cierto es que sentirse deseado como si fueras un sex symbol de la televisión es algo que alimenta el ego y, de paso, la libido. Y es que, ¿a quién no “le pone” sentirse deseado? De hecho, en esta fantasía poco importa con quién compartimos esta sesión de sexo pasional o dónde tiene lugar, lo realmente excitante es el acto en sí, del que se espera que sea intenso, atrevido y arrebatador.

Experimentar relaciones homosexuales

Resulta realmente interesante el hecho de que a pesar de que la mayoría de los participantes de la encuesta se identificaron como heterosexuales, muchos de ellos confesaron que tenían fantasías con personas del mismo sexo. En concreto, el 59% de las mujeres heterosexuales confesó que tenía fantasías con tener sexo con otras mujeres, mientras que los hombres representaban el 26%.

Además, uno de cada cuatro hombres aseguró que se excitaba imaginando que tenía relaciones sexuales un travesti, mientras que uno de cada tres dijo que había fantaseado con tener sexo con un transexual.

Estas son 7 de las fantasías sexuales más comunes que detectó el psicólogo americano Justin Lehmiller en su trabajo de investigación. Ahora bien, existen tantas fantasías como personas. ¿Cuál es tu fantasía sexual favorita?

Tu Carrito

cerrar