Eyaculación retardada: causas, síntomas y soluciones

Hay un problema sexual que sufren los hombres, que es más habitual de lo que puedes imaginar (entre el 1 y el 4% lo sufren). En esta entrada de Tocabananas, hablaremos sobre eyaculación retardada: causas, síntomas y soluciones. 

Los datos indican que es un trastorno que puede ser cada vez más común. Y es lógico que, en caso de que lo estés sufriendo, te sientas un poco solo. Queremos acompañarte, dándote muchas precisiones sobre el asunto en el presente artículo. 

Qué se define como eyaculación retardada

Se la conoce también con el nombre de aneyaculación. 

Y es un trastorno orgásmico de los hombres, caracterizado por la ausencia o el retraso persistente y recurrente del orgasmo, que se da luego de una fase de excitación muy normal durante el encuentro sexual. 

De forma habitual, es un inconveniente que sucede en el momento de la penetración, pero también hay oportunidades en donde se aprecia durante la masturbación realizada por el hombre. 

Lo preocupante es que, a largo plazo, esta dificultad para controlar la eyaculación probablemente pueda convertirse en una fuente de estrés para la persona que lo sufre. O incluso, pueda llegar a crear algún inconveniente en la relación de pareja. 

Cómo se realiza el diagnóstico de la eyaculación retardada

Tienen que cumplirse tres condiciones para poder diagnosticar la eyaculación retardada o aneyaculación: 

  1. Este tipo de inconvenientes, se tiene que haber presentado durante muchos encuentros sexuales durante los últimos seis meses. 
  2. A la persona le cuesta muchísimo esfuerzo o directamente le resulta imposible eyacular, recurriendo a una estimulación sexual de tipo normal. 
  3. Se trata de un escenario que causa mucho malestar, o directamente genera problemas en la relación de pareja. 

Cuál es la clasificación en el trastorno de la eyaculación retardada

Hay distintos grados de aneyaculación, y podrías estar incluido en algunos de estos casos: 

  • Puedes eyacular, pero demoras mucho ese momento, ya que estás más preocupado por el problema, que por realmente disfrutar del sexo con tu pareja. 
  • No puedes eyacular durante el acto sexual, y lo pospones para más adelante. 
  • De manera habitual, no consigues eyacular nunca o casi nunca. 

En caso de que siempre haya sufrido este inconveniente (desde tus primeros actos sexuales), evidentemente estaríamos en presencia de un problema primario. 

Por otro lado, la eyaculación retardada puede aparecer después de haber experimentado una vía sexual considerada como normal, por lo cual estaríamos ante un problema secundario. En este punto, el inconveniente suele aparecer en situaciones puntuales. Un ejemplo sería que eyacules con normalidad cuando te masturbas, pero tengas problemas o te cueste demasiado durante el coito. 

Es realmente difícil establecer un tiempo mínimo o máximo a la hora de alcanzar el orgasmo, ya que depende de cada pareja (se puede encontrar la satisfacción sexual con mayor o menor rapidez). De todas maneras, se estima que cuando han pasado más de 20 o 30 minutos después de la penetración y no se logra eyacular, se podría estar en presencia de una dificultad (aunque es cierto que algunos hombres podrían llegar a tardar hasta unos 45 minutos). 

Causas físicas de la eyaculación retardada

Para que se de este problema de la eyaculación retardada, las principales causas físicas podrían estar relacionadas con lo siguiente: 

  • Como resultado de una cirugía en las vías urinarias, o debido a cambios hormonales que pueden llegar a impedir el proceso de excitación necesaria para llegar al orgasmo. 
  • Por algún tipo de daño en los nervios, más que nada en la columna, que puede provocar el problema (es el caso de enfermedades del estilo esclerosis múltiple o diabetes).
  • Consumo de algunos medicamentos o drogas, incluyendo antidepresivos, ansiolíticos o antihipertensivos.
  • Por el envejecimiento, que es un proceso que puede llegar a promover que disminuya la sensibilidad, y por lo tanto generar una eyaculación retardada. 

Causas de tipo psicológicas

Es probable que los factores psicológicos sean los detonantes o agravantes de la eyaculación retardada. 

Puede ser que te auto exijas demasiado, o que tengas cierto temor a la intimidad, por experiencias negativas que hayas tenido, como por ejemplo encuentros sexuales poco satisfactorios. 

Otro problema es si tomas el rol de espectador, el spectatoring, ya que te hará muy difícil centrarte en la relación sexual y alcanzar el orgasmo.  

Y como siempre, el estrés también puede jugarte una mala pasada: ¡es casi uno de los mayores enemigos del placer sexual! 

También influyen los hábitos de masturbación inadecuados

También existen distintos tipos de masturbación que hacen que el hombre no pueda alcanzar la eyaculación en el acto sexual con su pareja. 

Hay estudios que han concluido que hay una relación entre la eyaculación retardada y una masturbación frecuente (de más de tres veces a la semana). 

Realizar una masturbación vigorosa e intensa puede originar este inconveniente, ya que durante la penetración vaginal no se podrá replicar ese patrón.

Tu Carrito

cerrar