No hay productos en el carrito.

Errores más comunes al escoger un dildo

Adentrarse en el mundo de los juguetes eróticos supone una auténtica aventura. Y para nosotros, evidentemente es la mejor decisión que puedes tomar. Y no sólo porque nos dedicamos a esto, sino porque tu vida sexual dará un auténtico giro de 180 grados. Pero animarse, a veces trae consigo la posibilidad de equivocarse, ¡aunque no pasa absolutamente nada! En el presente artículo, evaluaremos contigo cuáles son los errores más comunes al escoger un dildo. 

Un dildo y un vibrador no son lo mismo

Es el principal error que puede cometerse. 

Sí, el de creer que un dildo es lo mismo que un vibrador. Pero la diferencia más notoria, tiene que ver con su función: el vibrador, evidentemente, vibra. ¡Y el dildo no lo hace! 

Un dildo, que antiguamente era mal llamado “consolador”, se caracteriza por tener apariencia fálica, o directamente de pene. Hay modelos que son los denominados “realísticos”, que cada vez parecen ser más reales. Y evidentemente, sí que importa el tamaño: ¡puedes elegir entre una gran gama de dimensiones para tu dildo! 

No leer las instrucciones, porque tampoco parece tan difícil

La ansiedad y la impaciencianunca son buenas compañeras. Y en el terreno de los juguetes sexuales, mucho menos. 

Lo has comprado, lo ves allí, y crees que “tampoco hay que ser un genio para saber cómo usarlo”. Pero puedes cometer errores que incluso lleguen a provocarte auténticos quebraderos de cabeza. 

¡Lee siempre las instrucciones antes de usar un dildo! Evidentemente, no será nunca un manual de varias páginas, pero te dirán los consejos y precauciones básicas. 

Es muy importante, por ejemplo, que si vas a darle un uso anal al dildo, que el producto cuente con una base. De lo contrario, corres el riesgo de que se te cuele en el ano y no puedas sacarlo… ¡no te será nada agradable tener que presentarte en Urgencias por ese motivo! 

Conclusión: mucho mejor prevenir que curar… ¡a leer antes de usar! 

No hacer las preguntas adecuadas antes de comprar el dildo

En nuestro catálogo online, procuramos darte la máxima información, que es la que nos proporcionan los principales fabricantes de productos eróticos. 

Pero aún así, es probable que haya alguna duda o inquietud que no esté resuelta en la página. ¡No tienes que quedarte sin saberlo todo sobre el dildo que vas a adquirir! 

En Tocabananas, contamos con el personal idóneo para que hagas cualquier consulta relacionada al catálogo de productos. El asesoramiento que necesites sobre alguno de los dildos que tenemos disponibles para ti, ¡te lo daremos con la máxima amabilidad y con todos los detalles que necesites! 

Antes de disfrutar un dildo a full… ¡no te cortes con las preguntas sobre el mismo! 

Pensar que un dildo es para sustituir a tu pareja

Tal vez estés hace mucho tiempo con la idea en la cabeza de experimentar por primera vez con el uso de un dildo. Y que uno de los impedimentos que no te deja “dar el paso”, es que  tu pareja (si es que la tienes) pueda llegar a pensar de que quieres el dildo “para reemplazarlo”. 

Todos los juguetes sexuales (incluyendo evidentemente un dildo) tienen una función, ¡pero ésta es diferente a la de una persona de carne y hueso! Tienes que hacerle entender a tu pareja, si es que te encuentras en esa disyuntiva de comprarlo o no comprarlo por ese temor, que un dildo no va a reemplazarlo. 

Considerar que el lubricante no es necesario

No son pocas las personas que piensan que la lubricación surge siempre como reflejo de la pasión (es decir que basta con estar muy excitada para que se produzca de manera natural). 

Si bien hay algo de cierto en esto, hay diversos factores, como los hábitos alimenticios, los niveles de estrés o cansancio, o incluso un bajo nivel de producción de estrógenos, que atentan contra la lubricación natural. 

Por ello, acudir a lubricantes, y más para el uso de un dildo, es una idea que siempre puede ser bienvenida, “para que el roce se vuelva desliz”. ¡Puedes aprovechar nuestra amplia gama de lubricantes de diferentes tipos! 

No limpiar correctamente el dildo antes y después de usarlo

Es una regla básica: que limpies de la mejor manera el dildo, antes y después de utilizarlo. Debes hacerlo con todos los juguetes sexuales, y mucho más los que se involucren en la penetración. Según el material con el que estén hechos, se precisan de diferentes métodos de limpieza. 

Los dildos que estén fabricados con silicona de grado médico, pueden incluso ser hervidos con el objetivo de esterilizarlos. Y luego de su uso, lo ideal además de limpiarlos es guardarlos en una bolsa para protegerlos del polvo y de la suciedad. Habitualmente, el mismo envoltorio en el que viene cuando lo compras, puede ser muy idóneo para esa función.