Disfunción eréctil: causas y todos los síntomas

¿Tus erecciones ya no son las mismas? ¿Has detectado que no son tan duraderas ni tan intensas? Puede que sean los primeros síntomas de un problema de disfunción eréctil. Este trastorno en la vida sexual de los hombres es más habitual de lo que crees. Al menos, así lo reflejan las numerosas encuestas y estudios que se han dedicado a estudiar y monitorizar el asunto.

Uno de esos estudios es el de EDEM (Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina), donde se recoge que un 20% de los hombres de entre 25 y 75 años tienen problemas de erección, esto representa alrededor de 2 millones de hombres en España. Una cifra que podría quedarse por debajo de la realidad, dado que cuantifica un problema que muchos hombres tardan en consultar el médico, o que, incluso, jamás llegan a revelar.

En este post nos centraremos en cuestiones básicas de la disfunción eréctil y trataremos de contestar a cuestiones como qué es la impotencia sexual, cuáles son las causas y qué tratamiento sería el más adecuado.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil, también conocida como impotencia sexual masculina, es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria.

Se trata de un problema frecuente que, no solo afecta al hombre diagnosticado, también a su pareja, y, en última instancia, también al entorno familiar, social y laboral.

Por otro lado, es importante no confundir la disfunción eréctil con la falta de deseo sexual, la eyaculación precoz o con otros trastornos sexuales similares.

¿Cuáles son los síntomas?

Una vez sabemos qué es la disfunción eréctil, la cuestión es reconocer este trastorno y acudir a la consulta del médico. En este sentido, el principal síntoma es un cambio en la calidad de la erección. Ya no es tan rígida ni tan duradera.

Según los expertos, cuando la impotencia se produce por causas físicas, uno de los indicadores es la incapacidad para tener o mantener una erección al despertarse por la mañana. Ahora bien, si el origen está en la mente, por ejemplo, si estás viviendo una situación de estrés, lo más probable es que la impotencia se manifieste solo mientras dure la situación que está provocando el estrés.

Ante estos síntomas, no deberías perder más tiempo y acudir a la consulta del urólogo. Él sabrá concretar el origen del problema y así prescribir el tratamiento más eficaz.

Causas de la disfunción eréctil

A pesar de que las causas pueden ser muy diversas, los expertos en el tema están de acuerdo en señalar que existe un factor que tiene gran parte de la responsabilidad en este asunto: la edad. A medida que el hombre va cumpliendo años, aumentan las posibilidades de padecer este tipo de problema. Es decir, se podría afirmar sin tapujos que la edad es el factor de riesgo número uno de la impotencia sexual.

Ahora bien, existen otros muchos factores que intervienen en este trastorno y que influyen en su aparición, persistencia o gravedad.

A continuación, hemos recogido las causas más comunes sobre la disfunción eréctil:

  • Causas psicológicas. En este apartado se incluyen problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión. En estos casos, el pene no tiene ninguna alteración física, sin embargo, problemas como la ansiedad por no defraudar a la pareja, preocupaciones en el trabajo o personales, pueden desencadenar dificultades en la erección. La fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio o el insomnio también desequilibran la vida sexual.
  • Causas físicas. Aquí podemos agrupar las vasculares, neurológicas o las hormonales, estas últimas muy poco frecuentes. Las más habituales son las relacionadas con la salud cardiovascular. Fumar, la tensión alta diabetes o tener el colesterol alto, son algunas de las causas que hay detrás de una erección deficiente.
  • En cuanto a las causas neurológicas, se producen cuando la transferencia de mensajes del cerebro al pene no es correcta, ya que existe algún tipo de lesión en los nervios implicados.
  • Por último, no hay que descartar que la causa de la disfunción eréctil esté en la ingesta de ciertos medicamentos, ya que existen varios medicamentos que cuentan entre sus efectos secundarios con una disminución de la calidad de la erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades cardiacas y los trastornos psiquiátricos.

¿Cómo se trata la impotencia sexual?

La mayoría de los expertos defienden que los tratamientos para la disfunción eréctil deberían incluir una revisión de los hábitos de vida, optando por la práctica de ejercicio físico de forma regular y una alimentación sana, además de ayuda psicológica y, si fuera necesario, un tratamiento farmacológico, dispositivos como bombas de vacío y, en último extremo, la cirugía.

Existen algunos juguetes sexuales como las fundas para pene, las bombas de vacío o los anillos para el pene que puedes ser un fantástico complemento para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Tu Carrito

cerrar