Diferencias entre las bolas chinas y bolas tailandesas

Comparten algunas características, entre las que sobresalen las siguientes: ambos productos se utilizan como juguetes eróticos y también reciben el nombre de “bolas”. Pero más allá de eso, no tienen mucho más en común. En esta entrada de Tocabananas, te diremos las diferencias entre las bolas chinas y bolas tailandesas. 

Hablemos de las bolas chinas

La mejor forma de definirlas es que son el complemento perfecto para que puedas ejercitar y fortalecer la musculatura de tu suelo pélvico. Y además de ello, claro que sí, aumentar tu satisfacción sexual. Podría decirse que las bolas chinas son un mix perfecto entre diversión y salud sexual. 

Pero es cierto que, para usarlas con corrección, tienes que tener cierta práctica, ir poco a poco, y ser constante, lo cual garantizará que tengas los mejores resultados. 

Para qué se utilizan las bolas chinas

La característica de las bolas chinas es que puede contar con una o dos unidas por un cordel. Y generalmente, en su interior se encuentra una bolita más pequeña, que tiene la libertad de moverse y chocar contra las paredes de la bola exterior, mientras tú caminas o haces fuerza practicando algunos de los ejercicios de Kegel. 

Como te anticipamos, las bolas chinas tienen dos funciones primordiales: una de ellas es terapéutica y la otra se enfoca más en la búsqueda del placer sexual. 

Al introducirte las bolas chinas en tu vagina, cuando caminas o haces fuerza con la musculatura, la acción que realizas es fortalecer el suelo pélvico. Y gracias a realizar esto, puedes reducir algunos de los inconvenientes más comunes en la salud de las mujeres, tales como el vaginismo o la incontinencia urinaria. 

Cómo se colocan las bolas chinas

Es muy probable que, la primera vez que usas las bolas chinas, te parezcan realmente enormes. Pero despreocúpate, porque muy pronto notarás que es mucho más fácil de lo que parece. 

Debes elegir una postura en la que estés cómoda. Puede ser tumbada con las piernas semi flexionadas, o bien sentada con las piernas abiertas y un poco echada hacia adelante. 

Asegúrate de tener las manos muy limpias (y obviamente, que la bola también lo esté) antes de introducirla. Te recomendamos que apliques unas gotas de lubricante en la parte de la bola que va a entrar primero en tu vagina. Con la máxima tranquilidad, empuja la bola en dirección a la espalda. Y una vez está introducida, puedes empujar la otra, notando que entrará con más facilidad. 

Cuando tengas las dos en el interior y el hilo esté en el exterior, y en caso de estar las bolas chinas bien colocadas, no vas a sentir absolutamente nada, solo lo harás si te mueves o caminas. 

Allí comienza la hora de ejercitar tu suelo pélvico. Si lo haces con regularidad, empezarán a disminuir tus problemas de pérdidas. ¡Y aumentará tu nivel de satisfacción sexual! 

Las bolas tailandesas… ¡o las reinas del sexo anal!

También se les llama bolas anales y, obviamente, están pensadas para que cualquier persona, sea mujer u hombre, disfrute al máximo del sexo anal. 

En un principio era un juguete sexual de los muy poco comunes, pero ahora ha pasado a ser la opción favorita de muchas parejas que buscan en el sexo anal una experiencia máxima de placer y diversión. 

Este complemento consiste en una cadena de bolas que se insertan en el ano, y las cuales pueden ser extraídas tirando de una anilla que queda en el exterior. 

Habitualmente, no todas las bolas cuentan con el mismo tamaño. Van de menor a mayor, con el objetivo que se puedan introducir en el ano con más facilidad. 

Es un juguete erótico pensado tanto para hombres como para mujeres. Es muy importante aplicar un poco de lubricante antes de introducir las bolas tailandesas en el ano, ya que éste es un órgano que no tiene una lubricación natural. 

Una vez están dentro, solamente debes tirar de la anilla que está en el exterior unos segundos antes de llegar al orgasmo. Se dice que el movimiento de sacar las bolas de un tirón logrará que llegues a un placer en grado extremo. 

Tipos de bolas tailandesas que puedes conseguir

Las diferencias en cuanto a distintos modelos de bolas anales o tailandesas tienen que ver con su diseño y el material que se usa para su fabricación. 

En lo referente al material, habitualmente se usa silicona. Y el peso de la cadena de las bolas tailandesas depende siempre del número de unidades que haya y de su tamaño, aunque el tamaño estándar es de unos 30 mm de diámetro. 

En cuanto a diseño y colores, hay infinidad de opciones. Puedes evaluar distintos modelos de bolas anales en nuestro catálogo online 

Ahora que ya sabes las diferencias entre las bolas chinas y las tailandesas, ¿Cuáles vas a probar primero?

Tu Carrito

cerrar