Cubbing: qué es la nueva tendencia sexual

Hay distintos tipos de prácticas sexuales que, aunque puedan sonar como modernas, realmente han existido siempre. Lo que ocurre, quizás, es que antes no se les ponía nombre a estas prácticas, o eran consideradas como algo tabú y por ello llegaban a los oídos de la mayoría de la gente. En el presente artículo de Tocabananas, hablaremos del cubbing: qué es la nueva tendencia sexual. 

Tal como te lo anticipamos, no es algo nuevo, pero sí es cierto que está tomando cada vez mayor popularidad. Consiste en que, hombres que estén entre los 20 años o apenas pisando los 30, busquen tener una relación sexual, sentimental o romántica, con mujeres que son mucho mayores que ellos. 

Hay un denominador común, y es que estas mujeres que participan en estas relaciones, tienen la característica de ser extremadamente sensibles y les llevan hasta 35 años a sus parejas masculinas. 

Por qué se denomina cubbing

Quien utilizó por primera vez ese término es Candace Bushnell, que es la mismísima creadora de la famosa serie “Sex and the City”. Fue acuñado para profundizar sobre lo que es la vida sexual de una mujer de más de 50 años con alguien tremendamente menor. ¿Y por qué cubbing? Porque significa “cachorros” en inglés. 

También existe el término cougar, que quiere decir “puma”, y este se utiliza para describir a mujeres que se sienten fuertemente atraídas por hombres mucho más jóvenes. Es cierto que un cubbing y una cougar pueden llegar a ser pareja, pero no significan lo mismo, ya que uno hace referencia a un hombre, y el otro a una mujer. 

Son muchos los sexólogos y sexólogas que explican que es un tipo de relación que existió siempre, y simplemente ahora se ha encontrado una palabra para etiquetarlo, y responde al nombre de cubbing. 

Qué puede buscar un hombre de 20 en una mujer de 50

Existen diversas razones para que un hombre joven se vea atraído o se interese por una mujer que puede doblarle e incluso triplicarle la edad. En ocasiones, tienen lugar cuando se trata de un hombre que es inseguro y que busca una pareja femenina que pueda protegerlo, enseñarle y ayudarle para que su inexperiencia no le juegue malas pasadas. Además, se supone que tampoco la mujer tampoco va a exigirle mucho en el aspecto sexual o en la parte económica. 

También puede ocurrir que un hombre o una mujer se sienta atraído de una persona del sexo opuesto mucho más grande, porque realmente tienen intereses en común. 

El vínculo económico no es el que más une realmente, la añoranza puede venir quizás por necesitar de una figura materna. Pero hay algo que está muy claro y es que para que una pareja con tanta diferencia de edad funcione tiene que haber vínculos que estén mucho más allá de lo que es simplemente el sexo. 

Motivos para que haya un prejuicio con los cubbing

Nadie puede afirmar que una relación de pareja no es complicada sin importar como sea. Cada persona tiene un desarrollo sexual y psicológico, y va buscándolo a través del tiempo hasta que encuentra la forma de sentirse óptimo con el mismo. Y por supuesto que existe una influencia directa con respecto al modelo cultural o al país en donde se vive. 

Quizás éste es el origen del prejuicio que existe en relaciones en donde una mujer es claramente mayor al hombre. Hay muchas culturas que consideran que el hombre es una especie de proveedor, y la mujer simplemente una persona responsable de cuidar a sus hijos. Por lo tanto, la mujer debe sentirse protegida por un hombre proveedor, y para que pueda serlo, se considera un hombre debe tener tanto experiencia como edad. 

Es cierto que en los últimos años se ha avanzado muchísimo, pero mucho más en palabras que en hechos. 

La clave de la relación es el compromiso

Está más que claro que una relación puede ser sana y esto es independiente de la diferencia de edad que exista entre ambas personas. Lo importante es el nivel de compromiso que desarrollen entre los dos integrantes de esa pareja durante los primeros 7 años de la relación. Hay determinados tipos de lealtad que se dan por el compromiso que se le tiene a su pareja. Y ese compromiso se acentúa durante los primeros años de la relación, cuando se supone que todo es “color de rosa”. 

No está nada mal que cada vez existan más relaciones que involucren a un hombre joven con una mujer madura. Realmente, esto está relacionado con una posición intelectual y económica que van asumiendo las mujeres en el mundo actual. Tienen derecho a estar con la persona que quieran, e incluso con un hombre joven, si se adapta a sus gustos. 

Hay algo evidente, ¡y es que la juventud seduce! 

Tu Carrito

cerrar