No hay productos en el carrito.

¿Cuáles son tus días fértiles?

En caso de que estés buscando un bebé, evidentemente sabrás que hay mujeres que quedan embarazadas a la primera, y otras a las que les cuesta bastantes meses (incluso más de un año). La clave para la planificación de un embarazo es que aprendas a conocer tu cuerpo, o más específicamente, cuáles son tus días fértiles. 

Qué hay detrás del ciclo menstrual

El ciclo menstrual varía de una mujer a otra. Incluso se puede modificar, dentro de la misma mujer, de un mes a otro. 

Uno regular, tiene una duración promedio de 28 días, que se cuentan a partir del primer día de la menstruación. Pero es normal que tenga una duración de entre 21 y 35 días. 

Las dos fases diferenciadas dentro del ciclo menstrual son: 

  • La fase folicular 
  • La fase lútea 

A partir del primer día de la regla y hasta la mitad del ciclo hay un aumento en la cantidad de estrógenos. Comienza a madurar un nuevo óvulo y días más tarde es expulsado por el ovario. Desde que el óvulo desciende por las trompas de Falopio hasta el útero, es el momento en que se produce la ovulación. 

Y llega aquí el punto clave: 

Los días 6 o 7 que forman parte de la parte central del ciclo son tus días fértiles (esto significa el día 14, sumando los 3 días anteriores y los 3 posteriores). 

En caso de que tengas relaciones sexuales durante esos días, un espermatozoide fecunde al óvulo y éste se adhiera a las paredes del útero, dará comienzo a un embarazo. 

Con respecto a la segunda mitad del ciclo, la fase lútea, es la que ocurre entre el día 15 y el 28. Cabe destacar que durante los primeros dos o 3 días también puedes estar ovulando, con lo cual también podrías quedar embarazada. 

En esta etapa aumenta la progesterona, lo cual puede provocar nerviosismo o irritabilidad hasta que llegue tu próxima menstruación (salvo que hayas quedado embarazada). 

Sobre los ciclos menstruales irregulares

Tal como lo hemos anticipado, hay mujeres cuyo período no dura 28 días. 

Puede haber quienes lo tienen más largos (donde la ovulación se produce después del día 14), o quienes tienen un ciclo más corto donde la ovulación se adelanta. 

Incluso hay mujeres que tienen ciclos distintos de un mes a otro, por cuestiones varias (una de ellas, puede ser el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), un desequilibrio hormonal que afecta a 8 de cada 100 mujeres). 

Es fundamental que lleves un control de tus ciclos menstruales (más allá de que sean regulares o no). 

¡Tendrás una herramienta para identificar cuáles son tus períodos de máxima fertilidad! 

Reconocer los signos de ovulación

Es muy importante que puedas reconocer los días en que se produce la ovulación. 

Durante la misma, tienes cambios hormonales que en general producen alteraciones en tu cuerpo. No siempre le prestas atención a esos cambios, pero realmente es una buena manera de que conozcas tu periodo máxima fertilidad para lograr el embarazo (y mucho más, si tus ciclos son irregulares). 

El flujo vaginal

¿Sabías que durante el ciclo menstrual se producen cambios muy significativos en el flujo vaginal? 

Por ello, observar el moco cervical te puede ayudar a identificar el momento en que estás ovulando. Éste aumenta durante la ovulación y su consistencia se vuelve elástica y pegajosa, muy parecido a la clara de un huevo. De esta forma, el moco cervical colabora con los espermatozoides para que puedan llegar hasta el óvulo. 

Para comprobar su aspecto, puedes introducir un dedo en tu vagina, o tomar una pequeña muestra, ayudándote de papel higiénico. 

La temperatura basal

La temperatura basal es la temperatura corporal que tienes al momento de despertarte sin moverte de la cama. Se relaciona mucho con el ciclo menstrual de la mujer y, por lo tanto, hay determinados cambios de temperatura que te ayudan a saber que se va a producir la ovulación. 

Una de las características de la temperatura basal, es que permanece baja hasta el momento en que se produce la ovulación. Pero el producirse, y por efecto de la progesterona, la temperatura basal aumenta entre 2 y 5 décimas, y esto se mantiene hasta el final del ciclo, que es cuando empieza el siguiente período menstrual. 

Es fundamental que tengas precisión al momento de tomarte la temperatura basal, haciéndolo al despertarte y sin moverte de la cama. 

Procura conseguir una tabla de temperatura basal para asegurarte de que estés haciendo correctamente las cosas. Seguramente encontrarás alguna ayudándote de alguna página de Internet sobre el tema. También existen diferentes aplicaciones que te ayudan a controlar la ovulación y saber cuáles son tus días fértiles. 

Desde este blog de Tocabananas, te animamos a que sigas estos consejos para que aprendas a identificar cuál es el momento perfecto para intentar lograr un embarazo.

Medios de pago

tocabananas 2021 © Todos los derechos reservados / Web Desarrollada Por Digitalgrow