¿Cómo se utilizan las balas vibradoras?

Las balas vibradoras son parte de la gran familia de vibradores del mundo de la juguetería sexual. Además, es una de las opciones favoritas para las mujeres que buscan el autoplacer en cualquier sitio y en cualquier lugar. Y es que, si bien, el succionador de clítoris supuso un antes y un después en la masturbación femenina con juguete sexual de por medio, es importante recordar que existe todo un mundo de fuentes de placer más allá de los succionadores de clítoris, entre ellos, nuestras amigas, las balas vibradoras.

En este post expondremos de un modo sencillo qué son, cómo funcionan y qué es lo que las balas vibradoras pueden hacer por ti.

El 90% de las mujeres se masturban

En primer lugar, nos gustaría aportar algunas conclusiones interesantes del Barómetro del Auto-Placer de Tenga (2019) en el que se entrevistó a 10.000 hombres y mujeres acerca de la masturbación. Estos son algunos de los porcentajes que se desprenden del trabajo de campo:

El 90% de las mujeres se masturba y de ellas, el 80% lo hace con un juguete sexual. Además, de las que utilizan un juguete, el 44% asegura que la experiencia es indescriptible.

Es más, el 61% de ellas se sentirían cómodas recibiendo un masturbador como regalo por parte de su pareja, y más del 50% regalaría un juguete sexual a su pareja.

El 90% de las mujeres se ha masturbado alguna vez en la vida.
El 90% de las mujeres se ha masturbado alguna vez en la vida.

¿Qué son las balas vibradoras?

Como decíamos unas líneas más arriba, las balas vibradoras son unos pequeños vibradores que, como su propio nombre indica, tienen forma de bala. Su función es la de estimular el clítoris a través de su vibración. De este modo,  se consigue llegar al orgasmo clitoriano en tan solo unos minutos. Recuerda que no es un juguete pensado para ser introducido en la vagina ni en el ano. Para eso, ya existen los consoladores o dildos con tope o los plugs anales.

Muchos modelos de balas vibradoras incluyen mando a distancia. Esto permite la posibilidad de ceder el control de la intensidad del aparato a tu pareja. Así, él/ella decidirá la velocidad de la vibración, cuándo seguir o cuándo parar. El resultado será un tsunami de sensaciones únicas e inesperadas que te volverán loca.

Las balas vibradoras son una de las opciones favoritas para las personas con vagina, entre otras razones, por su tamaño. Y es que gracias a sus dimensiones es posible llevar una de ellas en el bolso, la mochila, en la guantera del coche, e incluso, en el bolsillo.

La mayoría de balas vibradoras incluyen mando a distancia.
La mayoría de balas vibradoras incluyen mando a distancia.

¿Cómo se utilizan las balas vibradoras?

Disfrutar al máximo de los placeres de los vibradores, y en concreto, de las balas vibradoras, es muy sencillo. Antes de nada, nos gustaría sugerirte que busques un lugar tranquilo donde sepas que nada ni nadie va a interrumpirte. Una vez hayas escogido el sitio, ponte cómoda. Una buena postura puede ser sentada en suelo con las piernas semiflexionadas. Ahora es el momento de acercar la bala vibradora al clítoris. Si tiene varios programas de intensidad, elige aquel por el que quieres empezar y… ¡déjate llevar!

Si tiene varias velocidades, te aconsejamos que comiences por los niveles más suaves y poco a poco avances hacia los más intensos. De este modo, te irás familiarizando con la bala y sus vibraciones. Ahora bien, también puedes saltarte algunos niveles y explorar nuevas sensaciones. ¡Tú decides!

Cuando hayas acabado, es fundamental que limpies correctamente el juguete. Ten en cuenta que está en contacto directo con las partes más íntimas de tu cuerpo, así que, no escatimes en pulcritud. Para ello, puedes utilizar agua y jabón neutro, o bien uno de los muchos productos de limpieza específicos para los juguetes sexuales. En Tocabananas contamos con una extensa gama de este tipo de productos.

Las balas vibradoras sirven para estimular el clítoris.
Las balas vibradoras sirven para estimular el clítoris.

¿Qué es lo que las balas vibradoras pueden hacer por ti?

Todos los juguetes sexuales, los consoladores, los succionadores de clítoris, los anillos para el pene, los huevos vibradores… tienen un objetivo común: proporcionar placer, y las balas vibradoras, no son una excepción. Este juguete sexual, está pensado para estimular el clítoris y producir orgasmos a través de la fricción del juguete con los genitales. Ahora bien, las balas vibradoras pueden usarse para estimular cualquier otra zona erógena que te apetezca. A muchas mujeres les encanta usarlas para rozar con ellas los pezones, la parte externa de la vagina o el ano. También muchos hombres las utilizan para estimular la zona perianal.

Eso sí, insistimos en que las balas vibradoras siempre se emplean para la estimulación externa. De lo contrario, se corre el riesgo de que se introduzca en el conducto de la vagina o del ano y haya que acudir a un centro médico para su extracción.

Por último, generalmente, las balas vibradoras son completamente sumergibles. Esto significa, entre otras cosas, que puedes disfrutar de sus maravillosas vibraciones en la bañera o en la ducha.

Tu Carrito

cerrar