¿Cómo tener sexo con una persona con el pene curvo?

Existen tantos tipos de pene como personas que lo tienen. Y, por si había alguna duda, el sexo es posible con todos ellos. Ahora bien, también es verdad que en función de la forma y tamaño del miembro viril hay determinadas posturas que son más placenteras que otras.

Hay muchas personas preocupadas por la forma de su pene y, en concreto, por su curvatura. Sin embargo, en primer lugar, hay que aclarar que es normal que el pene tenga algo de curvatura. De hecho, lo que no es habitual es que el pene ser totalmente recto, cual vara de medir. La cuestión es que, ante los penes curvos, muchas personas se preguntan qué tipo de posturas sexuales tendrían que llevar a cabo para disfrutar al máximo de la penetración, tanto él como su pareja.

En cualquier caso, antes de continuar, nos gustaría recordar que la penetración no lo es todo en las relaciones sexuales. Existe una corriente, conocida como petting, que defiende unas relaciones sexuales en las que la penetración no existe. Eso sí, sus practicantes no escatiman en besos, caricias, sexo oral… a la hora de dar y recibir placer sexual.

Bien, volviendo al tema que nos ocupa, mantener sexo con una persona con el pene curvo, a continuación, hemos recopilado algunas posturas que podrían potenciar e intensificar el placer sexual gracias a esa forma particular del miembro.

Se puede tener el pene curvo hacia arriba, hacia los lados y hacia abajo. Veamos posturas para cada uno de los tres casos:

Pene curvo hacia arriba

Las personas que tienen el pene curvo hacia arriba describen un miembro que parece una rampa que apunta hacia el techo. Según los expertos, son ideales para estimular el Punto G de una persona con vulva.

Una de las posturas que aprovecharía al máximo la forma curva hacia arriba del pene es la conocida como “balancín”. La persona con pene se coloca debajo, y la otra se coloca encima y se inclina hacia atrás. Es una postura que permite hacer una penetración profunda y movimientos rítmicos, como si os estuvieseis balanceando en una hamaca.

Pene curvo hacia los lados

Los penes pueden curvarse hacia la derecha o la izquierda, y esto puede ser complicado para disfrutar de algunas posturas. Pero que no cunda el pánico. También hay posturas que facilitan la penetración y la estimulación con este tipo de pene. En cualquier caso, lo importante es penetrar poco a poco y utilizar un buen lubricante para evitar fricciones y posibles molestias. Ya sabes que con lubricante todo es mejor.

La archiconocida “cucharita” es una postura que favorece la penetración en estos casos y también es una magnífica manera para iniciarse en el sexo anal. Es una posición perfecta para un pene curvo hacia los lados porque permite adaptar mejor la dirección de la curva.

También es buena idea practicar otra postura: el Tetris. ¿La conoces? Es sencilla y extremadamente placentera. Te explicamos breve y sencillamente cómo puedes practicarla. La persona que va a ser penetrada se tumba de lado mientras la persona con pene puede adaptar la penetración a su gusto. Para encajar mejor, podéis colocar cojines debajo para facilitar los movimientos de los dos.

Pene curvo hacia abajo

Por último, nos ocuparemos de los penes curvos hacia abajo. Hay que tener en cuenta que esta clase de penes, debido a su peculiar forma pueden dificultar algunas posiciones frente a frente. Para sacar el máximo partido a las curvas os recomendamos posturas donde la persona con pene se coloca por detrás de su pareja. 

Sin duda, una de las más conocidas y con la que tendréis los mejores resultados es la postura de “el perrito”. ¿Quién no la conoce? Es una de las más practicadas y puedes usarla tanto para para penetración vaginal como anal.

En cualquier caso, veamos a grandes rasgos en qué consiste. La persona con pene se sitúa por detrás de su pareja. De esta manera tendrá un mayor control de la situación en todo momento. Decide el ritmo, la intensidad, la duración… Es una postura ideal para estimular a la vez el clítoris o el pene de la persona que es penetrada.

¿Cuándo es un problema tener el pene curvo?

En primer lugar, os recordamos que tener el pene curvo no es motivo de preocupación. Solo en determinados casos convendría que la persona que tiene el pene curvo pida cita al especialista para hacer una consulta.

Hemos recogido algunos casos en los que la curvatura puede ocasionar problemas:

  • Existe la enfermedad de Peyronie, en la que aparece una curvatura del pene pronunciada.
    Esto ocurre en personas adultas.
  • Si sientes dolor es importante que acudas a tu médico para que pueda evaluarte y ofrecerte el tratamiento que mejor se adapte a ti.
  • Hay personas que nacen con el pene curvado hacia abajo, lo que se conoce como pene combo.
  • Te recomendamos que acudas a un especialista si la curva es de más de 30 grados, te afecta a tu vida sexual y, sobre todo, te produce dolor.
  • También puede darse la curvatura si ha habido alguna fractura a causa de un golpe o una mala postura con el pene en erección.

Tu Carrito

cerrar