Cómo saber si estás enamorado de verdad

A través de los años, se han empleado mil imágenes para hablar del proceso fisiológico del enamoramiento. Se ha dicho que una forma de detectarlo es cuando se sienten “mariposas en el estómago”. En este artículo de Tocabananas, intentaremos explicarte cómo saber si estás enamorado de verdad.

Es innegable que es una de las sensaciones más extrañas y a la vez más maravillosas que puede experimentar una persona. Enamorarse es algo fantástico.

Y a pesar de que es diferente para cada ser humano en particular, pueden evaluarse distintos pensamientos o sensaciones que ayudan a identificar si realmente está sucediendo eso, es decir, el acto casi indescriptible del enamoramiento.

Hay algunos indicadores que resultan obvios, como el hecho de no poder pensar en nadie más que no sea esa persona. Pero otros signos, son algo más confusos.

Vamos a compartir contigo a continuación, diferentes hechos que podrían servirte para sentir fehacientemente que te estás enamorando de la otra persona.

No puedes dejar de mirarla

Aquí está uno de los primeros clásicos signos de enamoramiento, el hecho de perderse -poéticamente hablando- en los ojos de la persona amada.

Es acaso una de las señales más claras que te indican que estás enamorado de alguien, la acción de mirar a una persona que es precisamente aquella que te está cautivando. Esto no se queda únicamente en la observación en sí, sino que consiste también en mirar más allá, o acaso en imaginar todo lo que podríais hacer juntos.

Los especialistas en este tipo de comportamientos, comentan que es necesario ver cómo una madre mira a su hijo recién nacido, para comprender exactamente y en toda su dimensión cómo es la mirada fija en un objeto único y claro que es fruto del amor.

Cuando dejas de hacer tus actividades habituales

¿Sabías que cuando se disfruta pasar el tiempo con alguien, hay un sistema de recompensas en tu cerebro que aumenta la motivación de desear estar un rato más largo haciendo eso?

Si te encuentras en un escenario en donde constantemente piensas en que deseas la presencia de esa persona, podrías estar ante otra de las señales inequívocas del enamoramiento.

Aquí es destacable cuando empiezas a resignar cosas que son de tu agrado personal, por el solo hecho de estar con la otra persona. O incluso si, por ejemplo, no te gusta nada bailar, pero te apuntas a un curso de salsa solo porque vas a compartirlo con ella.

Te da igual si hacen algo no muy interesante

Cuando estás realmente enamorado, podría ocurrir que estés realizando junto a esa persona una tarea aburrida o que jamás te hubiera llamado la atención, y que en ese momento te esté resultando como el plan más maravilloso del mundo.

Incluso hay hechos que, pudiendo ser motivo de peleas en una pareja ya desgastada o con largos años de coincidencia, no puedan afectarte a ti en lo más mínimo. ¿La otra persona es desordenada o deja la tapa del inodoro levantada? ¡No te importa nada porque estás en pleno proceso de enamoramiento!

El tiempo pasa volando cuando estás con esa persona

Esto se ha dicho infinidad de veces, pero no deja de ser también algo bastante cierto.

Se trata únicamente de percepciones, pero cuando estás enamorado de alguien, el tiempo que pases con esa persona se te ocurrirá entre los dedos.

Ocurre cuando haces algo que te gusta, y no es la excepción cuando estás con alguien que te gusta. Nunca notarás el tic-tac del reloj cuando estés con esa persona amada.

Sientes un optimismo a gran escala

Otra de las sensaciones que suele aparecer cuando estás enamorado, es que el resto de las cosas que te ocurren pasan a ser también algo maravilloso.

También puede suceder que te sientas con una energía inusitada, o con ganas de hacer mil cosas.

Todo esto ocurre por el incremento de la dopamina que se produce cuando estás pensando en tu pareja. Estar enamorado, evidentemente te servirá para reducir niveles de estrés, y va a mejorar notablemente tu salud mental y tu visión de la vida.

Queres tocar y besar todo el tiempo a esa persona

Esto parece obvio, pero se da porque cuando estás enamorado liberas oxitocina, que es la denominada “hormona del amor”. Teniendo un contacto físico con la otra persona, sentirás una felicidad única, y también notarás cómo se fortalece la conexión entre ambos.

Ya te imaginas que tocar y besar a alguien conduce a placeres de alto vuelo erótico, en los cuales siempre puede ayudarte el uso de la más variada gama de juguetes sexuales.

No puedes pensar en otra cosa

Otra vez la oxitocina, que se libera durante las relaciones sexuales, es la responsable de que esto ocurra. Pasarás gran parte del día haciendo una cuenta atrás hasta el momento de ver a esa persona.

Tu Carrito

cerrar