¿Cómo reavivar la llama del amor?

Todo es cuestión de proponérselo. Con el paso del tiempo, la rutina y la monotonía pueden acabar con la relación de cualquier pareja. Ahora bien, si tenemos ganas de que eso no ocurra, siempre hay cosas que podemos hacer para que nuestro amor perdure por encima de las estadísticas. Y es que según la ciencia parece que todo lo que empieza tiene su fin, y el amor de pareja, no es una excepción. De hecho, según algunos estudios, esto suele ocurrir al cabo de cuatro años. A partir de ese momento,  la costumbre y la cotidianidad ganan terreno a la ilusión y acabando definitivamente con las mariposas que un día revoloteaban en nuestro estómago.

La buena noticia es que no está todo perdido. Tenemos en nuestra mano infinidad de herramientas para reavivar y mantener encendida la llama del amor. Eso sí, lo más importante es que tengamos ganas de que frenar ese desgaste y recuperar el entusiasmo por vivir una relación de pareja con intensidad.

En este post hemos recogido algunas ideas para conseguirlo. Con estas medidas no volverás a la casilla de salida, pero sí es posible que continúes la partida unos cuantos años más. ¡Querer es poder!

Acaba con la rutina sexual

En realidad, lo bueno sería acabar con cualquier tipo de monotonía, ya que es uno de los peores enemigos de cualquier relación de pareja. Ahora bien, en la cama es fundamental no hacer siempre lo mismo. Te animamos a que prepares de vez en cuando alguna sorpresa a tu pareja. Por ejemplo, si no soléis usar juguetes sexuales, sería muy buena idea que un día llevaras por ejemplo un anillo vibrador con el que podréis disfrutar a la vez de sus funciones o si te atreves, también puedes hacerte con un arnés con un dildo o con una mariposa vibradora. Las opciones son casi ilimitadas. Te sugerimos que te des una vuelta por nuestra tienda online y que escojas uno de ellos o varios.

También puedes caldear el ambiente con sensualidad y diversión con juegos eróticos como los dados sexuales o las cartas. Además de divertiros, verás cómo el deseo sexual sale a flote.

Otra opción es la de los accesorios y disfraces tipo BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sadismo, Masoquismo). Ponte un antifaz o un picardías sexy y verás cómo la temperatura del dormitorio sube un par de grados. ¡Desinhíbete y déjate llevar!

Pregunta qué es lo que más le gusta

La comunicación es fundamental. En primer lugar, ambos debéis reconocer el punto donde estáis y expresar vuestro deseo de revertir la situación. Una vez las cartas están sobre la mesa, una buena manera de recuperar el “tono” de la relación es hacer las preguntas adecuadas en la cama. El sexo es una parte fundamental en cualquiera relación de pareja y si el deseo se esfumó hace tiempo, nunca es tarde para intentar recuperarlo. Para ello, una buena idea es preguntar siempre a la pareja qué es lo le gustaría que le hicieras. Asimismo, tú también deberías expresar qué es lo que te pone y qué es lo que hace tiempo que no te gusta nada. De este modo, no solo os conoceréis un poco más, también disfrutaréis de nuevo de la sexualidad, de vuestra sexualidad.

También puedes sorprender a tu pareja haciéndole una masturbación de esas que hace historia. Prepara el ambiente adecuado, reservad en vuestras agendas un día solo para vosotros, cerrad la puerta de la habitación, y dejaros llevar. El límite es vuestra imaginación.

No descuides tu imagen

Con el paso del tiempo es normal que cada vez nos arreglemos menos y nos mostremos “más naturales” a nuestra pareja. Y es que cuanta más confianza tenemos, menos pudor nos da dejarnos de arreglar. Sin embargo, ¿verdad que nunca se nos hubiera ocurrido acudir a uno de los primeros encuentros con nuestra pareja con el pelo de cualquier manera o un vestido pasado de moda? Siempre deberíamos tratar de mostrar nuestra mejor versión para dejar al otro con la boca abierta. Bien, pues eso es uno de los puntos que habría que recuperar.

Cuidarse así mismo es fundamental para que la pareja lo perciba, sienta de nuevo “curiosidad” y atracción por su pareja. No lo olvides, tienes mucho que mostrar.

Reserva tiempo para tu pareja

Revisa tus prioridades y no dejes que los compromisos profesionales se adueñen de tu agenda. Es importante que el tiempo dedicado a tu pareja se haga con un hueco todas las semanas. Por ejemplo, reserva un día a la semana para vosotros. Podéis preparar una cena para los dos solos, dar una vuelta juntos por la ciudad o quedar en un bar para tomar algo como cuando iniciabais la relación. Todo vale. La cuestión es que os reencontréis y os miréis de nuevo a los ojos.

Tu Carrito

cerrar