Cómo puede la hipertensión arterial afectar al sexo

En alguna etapa de la vida adulta, el normal desempeño de la actividad sexual puede verse modificado. Puedes empezar a notar de que no todo funciona con la fluidez deseada, y los encuentros íntimos pueden transformarse en un verdadero quebradero de cabeza… ¡porque siempre es frustrante cuando las cosas no se dan como uno lo espera! En relación a la salud, que es tan importante en este terreno, en el presente artículo intentaremos explicarte cómo puede la hipertensión arterial afectar al sexo.

¿Sabías que la presión arterial alta, por norma general, no suele manifestar signos ni síntomas? Pero contrariamente, puede repercutir bastante en tu vida sexual.

Sin que el hecho de tener sexo con la presión alta sea una amenaza importante (como la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco, muy poco probable), puede llegar a afectar tu satisfacción en el terreno de las relaciones sexuales.

Por el lado de los hombres, la relación entre presión arterial alta y dificultades sexuales, ha quedado claramente evidenciado.

Para el caso de mujeres que gozan de una menor satisfacción sexual, todavía no queda claro que la hipertensión arterial pueda ser la responsable de esto.

Hipertensión arterial y sexo por el lado de los hombres

Con el paso de los años, una presión arterial alta puede dañar la protección que tienen los vasos sanguíneos, haciendo que las arterias se endurezcan y se hagan más estrechas. Esto limita el flujo sanguíneo y, como consecuencia, llega menos sangre hacia el pene.

En el caso de algunos hombres, al haber un menor flujo de sangre, se les hace mucho más difícil lograr y mantener las erecciones. Se trata de la disfunción eréctil y es bastante habitual.

El problema es que un único episodio de disfunción eréctil puede llegar a causar ansiedad. Puede ocurrirles a algunos hombres que, el solo hecho de que pasen de nuevo por la misma situación, les haga evitar tener sexo, con la consiguiente afectación que trae esto con sus parejas sexuales.

La presión arterial alta es un factor que puede interferir con la eyaculación, reduciendo el deseo sexual. Es importante que los hombres consulten cualquier tipo de duda con su médico, ya que hay algunos medicamentos para la presión arterial que pueden causar estos efectos.

Cuál es la relación de la hipertensión arterial, las mujeres y el sexo

No se ha confirmado si hay una verdadera relación entre la presión arterial alta en mujeres y un posible problema sexual.

La hipertensión arterial puede llegar a reducir el flujo sanguíneo a la vagina y, de esa forma, bajar los niveles de óxido nítrico (una sustancia química que promueve la relajación de los músculos lisos).

Puede provocar en algunas mujeres la disminución del deseo sexual o la excitación, sequedad vaginal, y también dificultad para alcanzar el orgasmo.

Para contrarrestar estos efectos negativos, es importante utilizar una buena lubricación.

Cuidado con los efectos secundarios sexuales de algunos medicamentos

Tal como te lo hemos adelantado, existen medicamentos para la hipertensión arterial que pueden afectar el deseo o la función sexual.

Pueden dividirse en dos grupos:

  • Diuréticos: tienden a reducir el flujo de sangre hacia el pene, por lo cual se dificulta a la hora de tener una erección. Pueden provocar también que haya menos zinc en el cuerpo, que es necesaria para fabricar la testosterona.
  • Betabloqueadores: este tipo de medicamentos, Particularmente los betabloqueadores más antiguos, están asociados de forma muy habitual a la disfunción sexual.

Es importante sincerarse con el médico

No tienes por qué pensar que el hecho de tener presión arterial alta va a significar que debas renunciar a una vida sexual plena.

Pero es importante que lo hables de forma honesta con tu médico, para que pueda ayudarte y administrarte un tratamiento correcto.

Tendrás que estar preparado para responder algunas de las preguntas que tu médico puede hacerte, del estilo de: “¿qué medicamentos tomas?”, “¿has cambiado algo en tu relación sexual con tu pareja actual?”, “¿te encuentras deprimido o triste?”.

Es ideal que cuides el aspecto general de tu salud

Llevar un estilo de vida saludable puede lograr que baje la presión arterial y, por lo tanto, mejore tu vida sexual.

Te deben haber repetido muchas veces las claves de la vida saludable, pero nunca está de más hacer un repaso de las mismas:

  • No fumes
  • Intenta alimentarte saludablemente
  • No te excedas en el consumo de alcohol
  • Baja la cantidad de sal que le pones a tus comidas
  • Haz ejercicio regularmente e intenta reducir el exceso de peso

Es indispensable que prepares todo para tener una relación sexual satisfactoria

Es fundamental que tanto tú como tu pareja estéis relajados a la hora de tener un encuentro sexual. Siempre puede sumar el hecho de realizar unos masajes previos o darse un baño cálido juntos.

Recuerda que la comunicación es necesaria para mejorar la intimidad entre ambos.

Tu Carrito

cerrar