¿Cómo masturbar el clítoris?

La estimulación del clítoris es la manera más efectiva y rápida para llegar al orgasmo. Partiendo de esta “gran verdad”, ¿no crees que sería útil conocer algunas de las técnicas más conocidas para tocar correctamente esta zona erógena del cuerpo femenino? En este post te proponemos algunas ideas para estimular el clítoris de diferentes modos con el fin de que disfrutes al máximo del placer que proporciona este órgano.

Antes de “meternos en faena”, ahí van algunos datos para contextualizar el tema. El clítoris es el único órgano del cuerpo de la mujer cuya función principal es dar placer. De hecho, se estima que tiene más de 8.000 terminaciones nerviosas, lo que representa más del doble de las que se encuentran en el pene. Precisamente, la presencia de estas terminaciones nerviosas es la responsable de que esta zona de cuerpo sea una de las más sensibles, para bien y para mal. Es decir, dependiendo de cómo sea estimulada, la respuesta será súper placentera o bien puede puede producir molestias o incluso, dolor.

Otro dato interesante es que alrededor del 76% de las personas con vulva necesita la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo. De hecho, existen multitud de estudios, todos ellos impulsados desde diferentes centros de investigación e instituciones internacionales, que corroboran esta idea.

Técnicas con la mano

En primer lugar, nos gustaría recordar que, tanto si estimulas el clítoris con la mano como si lo haces con un juguete sexual, como por ejemplo una bala vibradora o un succionador de clítoris como el famoso Satisfyer, te recomendamos que te apliques un lubricante específico. Recuerda que los hay de agua y de silicona, y que, si utilizas un juguete sexual de silicona, deberás utilizar siempre un lubricante con la base acuosa.

Los dedos pueden ser unas auténticas “varitas mágicas” si se utilizan correctamente. Veamos algunos de los movimientos que más éxito tienen entre las personas con vulva:

  • De arriba abajo. Mueve tus dedos desde arriba hasta abajo. Con este movimiento no sólo estimularás el clítoris, también pasarás por el punto U y la entrada de la vagina, dos de las zonas más sensibles y placenteras después del clítoris.
  • Círculos. Se trata de hacer círculos alrededor del clítoris, deslizando tus dedos suavemente. Empieza con círculos grandes y, poco a poco, ve haciendo círculos más pequeños, como si estuvieras “acorralando” al clítoris.
  • De lado a lado. Mueve los dedos horizontalmente de lado a lado de la vulva. Puede ser un movimiento localizado encima del clítoris, o bien hasta los labios menores y mayores, ampliando la zona de estimulación.
  • Zig-zag. El movimiento es en diagonal. De esta manera estimulamos toda la zona, pero no siempre se toca directamente el clítoris.
  • El sándwich. Se trata de hacer un sándwich con los dedos corazón y anular y tu clítoris. Aquí podemos mover los dedos arriba y abajo mientras los presionamos suavemente hacia el clítoris.

Técnicas orales

Si tocar el clítoris con los dedos es una de las mayores fuentes de placer para las féminas, en el caso de la lengua, la cosa se pone todavía más interesante.

Existen multitud de maneras de llegar de llegar al orgasmo, pero hacerlo a través del cunnilingus es, sin duda, una de las más placenteras.

Las técnicas de estimulación utilizando la lengua son muy similares a las que hemos indicado para hacer con los dedos. Es decir, los movimientos son los mismos.

La idea que deberías tener presente es que la excitación aumenta cuando variamos la dirección, velocidad e intensidad de los movimientos que hacemos con la lengua.

En el caso de las técnicas orales habría que añadir la posibilidad de succionar el clítoris. En este punto, es importante señalar que esto debería hacerse con suma delicadeza, ya que si se hace con demasiada intensidad es posible que resulte doloroso. Eso sí, si se hace del modo adecuado, a la persona estimulada le ha tocado el “gordo” de la Lotería de Navidad.

Técnicas con juguetes para el clítoris

Por último, no podemos olvidar los juguetes sexuales. Contamos con una amplísima variedad de artículos diseñados para proporcionar placer sexual a través de la estimulación del clítoris. Dos de los favoritos son las balas vibradoras y los succionadores de clítoris. Las primeras estimulan el clítoris rozando el clítoris y estimulándolo con la vibración, mientras que los segundos, lo hacen a base de un tipo de ondas que ni tan siquiera tocan el clítoris.

¿Qué tipo de estimulación es mejor? Pues, para gustos los colores. No creemos que una sea mejor que otra. Cada mujer es un mundo, y cada clítoris responde de una manera determinada y diferente a la estimulación. Eso sí, recuerda que es posible tener un orgasmo múltiple o experimentar un squirt (eyaculación femenina) gracias a la estimulación del clítoris con los dedos, con la lengua, o bien con un juguete sexual.

Tu Carrito

cerrar