¿Cómo masturbar a una mujer?

Muchos hombres agradecerían que alguien les proporcionara un manual de instrucciones a la hora de enfrentarse a la tarea de masturbar a una mujer. Y es que, a pesar de que no estamos hablando de cómo llevar a cabo una obra de alta ingeniería, lo cierto es que un “buen trabajo” en las partes bajas femeninas, requiere de ciertos conocimientos mínimos si queremos que la dama conozca los placeres del séptimo cielo.

En este post trataremos de apuntar de un modo breve y sencillo cuáles serían las técnicas básicas para estimular correctamente el clítoris, la vagina y el Punto G (zona erógena femenina que se sitúa a unos 5 u 8 centímetros en el interior de la vagina). Si quieres, coge papel y boli, y ¡toma nota!

¿Tu pareja es clitoriana o vaginal?

La respuesta a esta pregunta es fundamental. En función de si tu pareja prefiere la estimulación del clítoris o de la vagina para alcanzar el orgasmo, tus maniobras serán unas u otras. En cualquier caso, lo más probable es que esté en el grupo de las mujeres clitorianas, ya que los estudios aseguran que la mayoría de las féminas prefieren la estimulación del clítoris a la penetración. De hecho, hay estudios que aseguran que entre el 70% y el 80% requiere estimulación clitoriana directa (manual, oral o con un juguete sexual) para alcanzar el orgasmo, aunque la estimulación indirecta, por ejemplo, durante la penetración vaginal, también puede ser suficiente.

Cómo conseguir orgasmos clitorianos

En el caso de que tu pareja sea de las que prefieren la estimulación del clítoris, la forma más sencilla de hacerlo es frotándolo con dos o tres dedos juntos. Eso sí, debes hacerlo con firmeza, pero con suavidad. Recuerda que esta zona del cuerpo de las personas con vagina es súper sensible, y si lo presionas con demasiada fuerza puedes hacerle daño.

Básicamente hay dos formas de frotar el clítoris con los dedos. Puedes hacer de lado a lado o haciendo pequeños círculos. La idea es que juguetees con este maravilloso órgano sexual de la mujer. Déjate llevar, improvisa, sorpréndela… eso es lo que más le gustará.

Solo hay un movimiento que convendría evitar, se trata del vertical. Es decir, es mejor que no toques la uretra, ya que, puede resultar incómodo para ella y hacer que la libido baje de golpe varios niveles.

Una buena idea para avanzar en nuestro camino hacia el orgasmo puede ser complementar la estimulación del clítoris con la de la vagina. Para ello, puedes usar la mano que te queda libre. A continuación, te explicamos cómo estimular la vagina y especialmente el Punto G de forma manual.

Piensa que, si estimulas simultáneamente, el clítoris y la vagina, las sensaciones se multiplican de forma exponencial y el placer se dispara, haciendo que la persona con vagina llegue al clímax en tan solo unos minutos.

La mayoría de las mujeres llegan al orgasmo por la estimulación del clítoris
La mayoría de las mujeres llegan al orgasmo por la estimulación del clítoris

Cómo conseguir orgasmos vaginales

Durante mucho tiempo se ha pensado que la mujer solo llegaba al clímax a través de la penetración. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La inmensa mayoría de las personas con vagina explotan de placer gracias a la estimulación del clítoris. De hecho, ni siquiera ellas han sabido que esto era así hasta hace relativamente poco tiempo.

Ahora bien, esto no significa que el orgasmo vaginal no exista. Es menos frecuente, pero también tiene sus defensoras. Así que, en el caso de que tu pareja sea una de ellas, aquí tienes algunas pautas para saber cómo encontrar el punto G y estimularlo de la manera correcta para llegar al orgasmo.

El lugar exacto donde se encuentra el famoso Punto G no es el mismo en todas las mujeres, puede variar un poco en cada caso. Eso sí, en general, se encuentra en la pared vaginal frontal. Concretamente, entre cinco y ocho centímetros en el interior de la vagina.

Ahora que sabes dónde está, es el momento de tocarlo. Para ello, deberás hacerlo colocando los dedos en forma de C. De este modo, las puntas de los dedos podrán llegar y presionar la zona en cuestión. Una vez allí, mueve los dedos de forma rápida e intensa. Puedes hacerlo de arriba abajo o de lado a lado.

El orgasmo vaginal es menos frecuente que el orgasmo clitoriano.
El orgasmo vaginal es menos frecuente que el orgasmo clitoriano.

Balas vibradoras, succionadores de clítoris y masturbadores

Hasta aquí, hemos visto cómo puedes masturbar a tu chica con las manos. Sin embargo, también puedes hacerlo con un juguete sexual, como una bala vibradora, o bien, controlando la intensidad y velocidad con un mando a distancia de un succionador de clítoris o de un masturbador con vibración.

Aunque, en principio, las balas vibradoras están pensadas para el placer femenino en solitario, también es una opción muy excitante que un miembro de la pareja tenga el control remoto del pequeño vibrador y que sea él el que decida cómo, cuándo y dónde estimular… Lo mismo ocurre con los succionadores de clítoris o los masturbadores.

Cómo masturbar a una mujer

Tu Carrito

cerrar