¿Cómo hacer una felación perfecta?

El ritmo, el uso de las manos, una técnica adecuada y no olvidarse de los testículos pueden ser algunos aspectos clave a la hora de hacer “la felación del año”. Y es que nadie nace sabiendo, y este tipo de cosas no es algo que te enseñen en los centros de educación. Sin embargo, las felaciones, así como los cunnilingus, son dos de las fuentes de placer sexual preferidas por la mayoría de las personas.

El sexo oral está ganando terreno a pasos agigantados al coito de toda la vida. Al menos eso es lo que revelan algunos de los pocos estudios que se realizan al respecto. Uno de ellos, realizado por el portal británico especializado en salud sexual Supedrug’s Online Doctor, entrevistó a 1.100 hombres y mujeres europeos y americanos acerca de lo importante que eran las felaciones en sus vidas. Los resultados de lo que ellos han llamado “Anatomía de una mamada” son reveladores.

Entre ellos os dejamos dos que nos parecen más interesantes:

  • El 30% de los hombres encuestados asegura que, si solo pudieran experimentar una forma de sexo a lo largo de su vida, elegirían el sexo oral por encima del coito. Sin embargo, el porcentaje de las mujeres no es tan abultado. Tan solo el 11% consideran el sexo oral tan importante como los hombres.
  • Otro dato curioso se refiere a la duración del acto de la felación. Los hombres europeos consideran que debería durar una media de 8 minutos y 20 segundos, mientras que los americanos creen que la cosa debería durar un poco más, alrededor de 10 minutos.

Esas cifras reflejan la importancia que le dan hombres y mujeres al sexo oral, unos porcentajes que parece ser que van “in crescendo”. Sin embargo, además de la cantidad, la calidad también es importante. Así que, en este post hemos recopilado algunos de los consejos básicos para que tus felaciones pasen a nivel ¡Oh dios mío! en cuestión de un par de sesiones.

Dejemos a un lado estimuladores prostáticos, dildos, masturbadores y concentrémonos en el sexo oral sin juguetes sexuales.

No te olvides del lubricante

En general, la mayoría de la gente piensa que con la saliva es suficiente para que todo vaya suaaaaaave. Sin embargo, es mucho mejor si añades un poco de lubricante para empezar, puede ser con base de agua o de silicona. Pasados unos minutos, seguramente ya produzcas suficiente saliva para continuar y que todo vaya como la seda. Si no generas la cantidad de saliva ideal, prueba con chupar caramelos… suele funcionar.

Comienza poco a poco

No tengas prisa. Al hombre le suele gustar sentir el aliento de tu boca y la humedad de la lengua en su pene antes de que comiencen los movimientos. En cualquier caso, lo mejor siempre es preguntar. La comunicación es la base del éxito. Preguntas como: ¿Te gusta? ¿Así voy bien? ¿Más rápido? ¿Más despacio? Os ayudarán a disfrutar ambos de la experiencia.

Recuerda que también es un trabajo manual

Ya sabemos en qué consiste una felación, y que la lengua es la gran protagonista de esta actividad sexual. Ahora bien, los expertos y educadores sexuales aseguran que una buena felación depende en un 50% de las manos. Eso sí, lo más importante es coordinar la boca y las manos. Es importante que apliques algo de presión con las manos, de esta manera potenciarás e intensificarás el placer en tu pareja. Hay quien dice que la clave de una buena felación reside precisamente en la combinación perfecta de lo que hacen tus manos y tu boca.

Ten en cuenta el tipo de pene de tu pareja

No todos los penes son iguales. De hecho, prácticamente existen tantos tipos de pene como hombres hay en el mundo. Pene de lápiz, con curvatura, piramidal, champiñón… Sea como sea, lo ideal es que adaptes tu postura a la forma que tenga el de tu partenaire. Y es que, lo más probable es que si no lo haces, en tan solo unos minutos te sentirás incómoda y se acabará transmitiendo ese malestar a tus movimientos. ¿El resultado? Un fracaso total.

Presta atención a los testículos

Seguro que ya tenías en cuenta a los testículos en las felaciones que has practicado. Ahora bien, ¿seguro que les has prestado la suficiente atención? Muchos sexólogos aseguran que una felación perfecta siempre debería incluir a los testículos. De hecho, creen que se debería empezar por ahí para conseguir las mejores erecciones.

Y, si tienes dudas, pregunta

Como apuntábamos unas líneas más arriba, la mejor manera de mejorar y progresar en cualquier técnica, incluida una felación, es preguntando. Y es que la intuición puede funcionar, incluso puede que en alguna ocasión acierte. Pero, lo que te dará la clave de una felación perfecta será la información que te dé tu pareja.

Tu Carrito

cerrar