Cómo evitar la rutina sexual

El hecho de moverte sexualmente de la misma forma con tu pareja durante mucho tiempo, puede provocar un desgaste. Por tal motivo, en este artículo de Tocabananas, te daremos unos buenos consejos si quieres saber cómo evitar la rutina sexual. 

Mantener viva la famosa llama del deseo, es uno de los aspectos vitales para conservar una relación durante años y años. Si bien no es lo único que importa, viene perfecto no descuidar esa cuestión. 

Es evidente que, en las primeras etapas de una relación, todo va de perlas y es muy fácil hacer cualquier tipo de cambio. Pero con el transcurrir de los años, no es difícil caer en la monotonía. Y esto puede conducir, en ocasiones, a un desequilibrio de la pareja. 

Nadie dice que sea sencillo. Para prestarle la atención necesaria al sexo, hay que pasar por encima de muchas preocupaciones y ocupaciones de la vida diaria, en donde pueden incluirse el trabajo, los niños, la falta de intimidad en el hogar, etc. 

Tienes que proponerte ganar la batalla a la rutina sexual

Hay una buena noticia, y es que el sexo abarca enormes posibilidades para que en cualquier momento sea perfecto disfrutarlo. 

Incluso, aunque el tiempo sea un factor muy importante, necesitas contar con pocos minutos para darte un placer inimaginable junto a tu pareja. En una entrada anterior, te hemos dado recomendaciones para que puedas tener sexo aun contando con poco tiempo. 

Pero ahora es el momento de que leas estos prácticos consejos para que puedas ganarle la batalla a la rutina sexual. 

Mejorar la comunicación siempre es clave

Si el objetivo es innovar y experimentar nuevas cosas, es fundamental que haya buena comunicación en la pareja, y esto abarca al ámbito de la sexualidad. 

Tienes que quitarte absolutamente el miedo al rechazo o al pudor. Pero la idea, no es que el diálogo sea para recriminar o resaltar defectos de la otra persona. El hecho de poder comunicar los sentimientos hace que, en una pareja, ambos integrantes puedan sentirse seguros para formular nuevas propuestas. 

Buscar un espacio distinto para el sexo

Hay que olvidarse de que todo lo relacionado al sexo tiene que tener lugar en la cama o en la habitación. Inténtalo en otros lugares de la casa… ¡o incluso fuera de ésta! 

Busca junto a tu pareja una complicidad, ya que eso será muy importante a la hora de que ambos sientan seguridad si deciden tener sexo en el lugar menos esperado. 

¿Por qué no preparar una cita a ciegas?

Aunque puede sonarte algo muy cliché, una buena experiencia romántica puede ser la clave de todo. 

Quizás una escapada relámpago a un destino distinto, mejor uno que tu pareja no conozca. 

Todo sumará a que exista más emoción y, probablemente, despertará esa pasión que pudo haber ido perdiéndose con el correr de los años. 

La fantasía es vital para ganarle la batalla a la rutina sexual

Probablemente todo el mundo tenga fantasías sexuales. ¿Qué tiene de malo que te atrevas a cumplirlas con tu pareja? 

Sin dudas, se trata de la excusa perfecta para derribar la monotonía. 

Aquí entran en juego retos divertidos y picantes, fetiches… y todo lo que tienes en mente. 

Puedes incluso contar con distintos accesorios, como ropa interior comestible, juguetes eróticos, aceites o masajes. 

La importancia de sorprender un día cualquiera

Lo más lógico es que en tu casa esté establecida una rutina. Y dentro de ésta, tú llegas de trabajar y puede ser que encuentres a tu pareja ya con el pijama puesto, viendo alguna serie o revisando sus redes sociales en el móvil. O podría ser al revés. Pero si todo continúa igual, lo más probable es que acaben yéndose a la cama a dormir. 

¿Sientes que es lo que te ocurre a ti y a ti tu pareja? ¡Pues rompe los esquemas! 

Sin previo aviso, puedes escoger un buen vino, preparar la habitación con un ambiente romántico, y elegir prendas para la ocasión. Puede resultar una sorpresa bastante excitante, y representa una excelente manera de romper el estrés y la rutina. 

¡Hazlo sin prisas!

Hay algo muy claro, y es que el sexo no tiene por qué convertirse en algo repetitivo y aburrido. Por ello, para despertar la libido, resulta clave jugar mucho con los preliminares, tomándose el tiempo suficiente para que ambos estén 100% excitados. 

No dejes de incluir besos, caricias, y estimular las zonas erógenas, para que el encuentro sexual sea mucho más pleno y apasionante. Y allí, quizás se encuentra el momento clave para decir qué es lo que deseas o qué cosas nuevas quieres probar. 

Poniendo en práctica todas estas recomendaciones, es muy probable que puedas salir de la rutina. Son solo algunos simples consejos, pero evidentemente existen infinidad de caminos para acabar con la monotonía sexual. 

¡Echadle creatividad y ganas!

Tu Carrito

cerrar