Cómo elegir tu vibrador perfecto

Cuando alguien menciona la frase “juguetes sexuales”, probablemente la primera palabra que te venga a la cabeza sea “vibrador”, ¿verdad que sí? Al menos, es lo que le ocurre a la mayoría de la gente. Aunque a decir verdad, ahora mismo no interesa el resto del mundo, porque nos interesa hablarte solamente a ti. Hoy te explicaremos cómo elegir tu vibrador perfecto. 

Te haya venido o no el vibrador a la cabeza cuando se menciona un sex-shop, el vibrador suele ser la puerta de entrada a los juguetes eróticos. Apostamos a que te has sonreído por el doble sentido de la frase “vibrador-puerta de entrada”… y si no lo has hecho, estás esbozando una pequeña sonrisa ahora. 

Las claves para elegir tu vibrador perfecto

Cuando vas a tener un momento íntimo, es muy habitual que te quites toda la ropa. Y si estás aquí buscando recomendaciones para elegir tu vibrador ideal, lo que también tienes que quitarte es la vergüenza. No tienes por qué hablar de estos temas por lo bajo, ya que la búsqueda de placer tiene que ser algo natural. 

De todas maneras, en estos tiempos ya no tienes que enfrentarte a la situación de ir personalmente a un sex-shop. Y no tendrás que exponerte, por ejemplo, a decir “estoy buscando un vibrador” y que te contesten “¿lo quieres de color rojo, como tu cara?”. Gracias a sitios como Tocabananas, puedes recibir un vibrador sin salir de tu casa. 

Lo que es totalmente lógico, es que te encuentres en un plano de desorientación total, porque entre tantos vibradores que existen, si no has usado nunca uno es probable que no sepas hacia dónde apuntar. 

No tienes por qué preocuparte: en nuestra tienda online tenemos vibradores de todo tipo, forma y color, incluyendo vibradores a distancia, Dobles, Rosas, Pequeños, Grandes, Punto G, Rotadores, Anales, Con ventosa, Realísticos, Silenciosos y muchas opciones más. 

Pero no vayamos directo al lío. Como siempre, mejor los juegos preliminares, que en este caso se tratan de que te hagas unas simples preguntas antes de elegir tu vibrador ideal: 

  • ¿Quieres un vibrador discreto, o uno más llamativo?
  • ¿Lo quieres solo para ti, o para disfrutar con tu pareja?
  • ¿De qué material te gustaría que fuera? 

Por qué es muy natural elegir un vibrador

En el siglo pasado, quizás se miraba como un bicho raro a una persona que usaba un vibrador u otro juguete sexual. Por fortuna, en 2021 es lo más natural del mundo. Y no te lo decimos sólo nosotros, hay estudios que lo demuestran: un porcentaje muy alto de mujeres lo ha usado o lo usa, y también muchos hombres han comprado uno, para su pareja o bien para ellos mismos, porque existen vibradores masculinos 

Y hasta los médicos sexólogos e incluso ginecólogos suelen recomendar el uso de juguetes sexuales. A mujeres que han sufrido pérdidas después de un parto, les han ido bien las bolas chinas, por ejemplo, que en esas situaciones ayudan a que se fortalezcan los músculos vaginales y el suelo pélvico. 

También está comprobado que, una vez que introduces un vibrador a tu vida sexual (vale, por hoy ya son suficientes los dobles sentidos), si estás en pareja la relación mejora. Y será a partir de ese momento una cuestión de tres: tú, tu pareja y tu vibrador ideal. 

Con la ayuda de un vibrador conseguirás varios hitos, porque es algo así como multi-orgásmico: 

  1. Si se te ha apagado el deseo sexual, vuele a despertarlo 
  2. Mejora el funcionamiento de tus órganos sexuales 
  3. En el caso de las mujeres, aumenta la libido 
  4. Te ayuda a conseguir la lubricación de una manera natural 

De qué material elegir tu vibrador perfecto

Hay algo clave: aunque siempre es bueno probar diferentes alternativas, tu primer vibrador podría ser el vibrador perfecto. Y según el tipo de estimulación que desees, es fundamental el material. Porque existe una gran variedad de materiales para vibrador que te contaremos ahora mismo:

  • Silicona: la gran mayoría son de este material. Es muy suave y flexible, recomendable como primer vibrador. Suele tener un tacto aterciopelado que es muy agradable, y colores llamativos. La mayoría son resistibles al agua: ¡un placer usarlos bajo la ducha! 
  • PVC: más duros que los de silicona. Ideales para quienes necesiten más potencia. Muy recomendable combinarlos con el uso de lubricante, que logrará que se sienta mucho más y aumente tu excitación. 
  • Gelatina: son los vibradores más blandos y flexibles. Se insertan con la máxima facilidad, siempre con una aplicación previa de lubricantes de base acuosa. Al ser un material súper blando y gelatinoso, su limpieza es fundamental (sexo sucio, sí… ¡pero después higiene!) 
  • Cristal: parecen muy frágiles, pero podrán resistir cualquier situación. Los podrás calentar o enfriar, anímate a jugar con las distintas temperaturas… ¡tu cuerpo ya sabemos cómo acabará!

Tu Carrito

cerrar