Cómo elegir tu columpio sexual perfecto

Dentro de las prácticas BDSM, hay un gran número de complementos que son imprescindibles para que las experiencias sean únicas e intensas. En la actual Guía de Tocabananas, te enseñaremos todo sobre uno de esos elementos, para que sepas cómo elegir tu columpio sexual perfecto. 

El universo BDSM, que viene de las iniciales Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo, encierra dentro suyo las prácticas sexuales más atrevidas y alejadas de lo convencional. Si te llama la atención un columpio sexual, es porque evidentemente has incursionado en este mundo, ¡o tienes muchas ganas de hacerlo! 

Columpios sexuales como parte de las prácticas BDSM

Dentro de la gama de complementos necesarios para las prácticas BDSM, tenemos un extenso y variado repertorio de productos. 

Los accesorios disponibles en Tocabananas son perfectos para darle rienda al sexo más salvaje. Por ello, en nuestro catálogo BDSM puedes hallar: 

  • Fustas 
  • Látigos 
  • Esposas 
  • Collares 
  • Mordazas 
  • Cadenas 
  • Y por supuesto… ¡columpios sexuales! 

Tanto si eres principiante o ya te consideras dentro del grupo de personas expertas en BDSM, los columpios sexuales son una experiencia absolutamente única y en donde, nunca mejor dicho, ¡puedes dejar volar como nunca tu imaginación y tu placer! 

Lo importante, como en todas las prácticas involucradas dentro del BDSM, es que todo se haga bajo el consentimiento. Esto significa que las actividades a realizar deben haber sido conversadas previamente, estando ambas partes de acuerdo en la forma en que se desarrollará el encuentro sexual. El respeto, es esencial, al igual que establecer que se puede detener la acción en cualquier momento. 

Tipos de columpios sexuales

Debes saber que hay dos tipos de columpios sexuales: 

  1. Los que se colocan en la parte superior de la puerta 
  2. Los que se cuelgan en el techo 

Los primeros, son mucho más discretos, y pueden colocarse y quitarse con facilidad en muy pocos minutos. 

En cambio, los que se cuelgan en el techo, requieren de una instalación permanente pero, por otro lado, permiten una amplitud de giros mucho mayor. 

Un columpio sexual está pensado para beneficiarse de un placer sin límites, y puede sostener un peso aproximado de entre 160 y 180 kilogramos (correspondiente a dos personas, obviamente). 

Qué puedes hacer con un columpio sexual

Es perfecto para decirle adiós a la monotonía… ¡es todo lo contrario a ello! 

Gracias a un columpio sexual, podrás probar las más variadas posiciones que te conducirán a niveles indescriptibles de placer. Se trata de un juguete erótico con el que podrás ser capaz de cumplir la mayoría de tus fantasías. 

Se lo conoce también como “columpio del amor”. ¿Y quieres saber de qué consta? 

Es un conjunto de arneses y correas que están diseñadas para que puedas llevar a cabo distintas posiciones sexuales. Los niños disfrutan con los columpios del parque… ¡los adultos pueden hacer lo propio con los columpios sexuales! 

Posiciones sexuales que puedes probar con el columpio del amor

Hay una serie de posiciones perfectas para realizar con tu columpio sexual: 

  • Cunnilingus en lo alto: la mujer debe subir al columpio con la espalda ligeramente hacia atrás, sujetándose de las correas con sus manos. El compañero se arrodilla y le da el mejor sexo oral del mundo.
  • Columpio en el aire: la mujer se pone boca abajo, colgada del columpio, con su cintura y pecho bien sujetos y cómodos. El hombre se coloca por detrás, levantando las piernas de su pareja hacia su zona pélvica. Así, se asegura una penetración profunda que colma de satisfacción a la mujer.
  • Cara a cara: una de las posturas más románticas. El hombre tiene que sentarse en el columpio. Sobre él, la mujer se sienta con las piernas abiertas, dándose un abrazo completo. Se asegura una penetración, continua, placentera y tierna.
  • El misionero vertical: es la mujer quien debe sentarse cómodamente en el columpio. Y el hombre, estando de frente y de pie, la sostiene por las caderas mientras la penetra.
  • El aterrizaje: en esta postura, debes variar la altura del columpio. Es el hombre quien debe recostarse en el piso, boca arriba, mientras que la mujer, que está sentada en el columpio, desciende hasta ser penetrada. 

Una recomendación de un fantástico columpio sexual

En nuestra tienda online, puedes conseguir este Columpio para puerta, que es el complemento que estabas deseando para cumplir tus fantasías más intensas. Consta de cintas totalmente ajustables, que pueden soportar hasta 126 kilogramos de peso, con una forma de instalación verdaderamente sencilla. Sólo debes seguir estas instrucciones: 

  • Colocar los tubos acrílicos en la parte de arriba de la puerta (cuando esté abierta) 
  • Cerrar y asegurar la puerta 
  • Acomodarse en el asiento 
  • Sujetar los brazos con los asideros de arriba, y los pies en las correas inferiores (para mayor comodidad) 
  • Ajustar las cintas a una altura que le resulte cómoda a la pareja 
  • ¡Y comienza el juego!

Tu Carrito

cerrar